Dio a luz a mellizos cuando tenía 64 años y ahora la tachan de “incapaz” para cuidar a sus hijos

La mujer dio a luz en 2017, gracias a una fecundación in vitro practicada en Nueva York. 3 años después, un juez determinó que era incapaz de cuidarlos y los perdió

Dio a luz a mellizos cuando tenía 64 años y ahora la tachan de “incapaz” para cuidar a sus hijos
Desde hace 3 años, la mujer perdió a sus hijos, quienes viven en una casa de acogida.
Foto: Shutterstock

Por ahí hay un dicho que dice “Nunca es tarde”, el cual ocupamos, generalmente, para motivarnos o alentar a otros de que sigan luchando y trabajando por cumplir su más grande sueño en la vida, sin importar cuál sea este.

Sin embargo, lo cierto es que para algunas cosas, la edad sí es importante, como por ejemplo, el querer tener hijos y formar una familia, sobre todo si eres mujer, por el llamado “reloj biológico”.

Pero eso poco le importó a una mujer española llamada Mauricia Ibáñez, quien siempre tuvo el sueño de convertirse nuevamente en madre tras dar a luz una niña 8 años antes, también por un proceso de fecundación in vitro. La mujer intentó durante muchos años quedar embarazada, sin que tuviera éxito. Fue hasta 2017, que con 64 años, logró embarazarse gracias a un tratamiento de fertilidad realizado en Estados Unidos, dando así a luz a unos mellizos.

4 años después, las autoridades de su país decidieron investigarla y someterla a un juicio para determinar su es apta o no de cuidar a sus hijos, pues consideran que por su “avanzada edad”, los mellizos se encuentran en “evidente situación de vulnerabilidad”.

Según los encargados de llevar a cargo la investigación, la incapacidad de Mauricia no se debe a su edad, sino a algunos rasgos de su personalidad que han “afectado el desarrollo afectivos y social” de los menores.

En días pasados se celebró su juicio en donde se determinó que se le retiraría a Mauricia la patria potestad de los pequeños, por lo que deberán ser enviados a un nuevo hogar, con padres adoptivos.

Actualmente, los mellizos viven en Valladolid con otra familia y la madre biológica debe viajar cada 15 días para poder verlos y convivir con ellos.

El hecho ha generado mucha controversia en aquel país, dividiendo opiniones y posturas sobre si la decisión del tribunal fue correcta o no.