Atlético de Madrid vs. Real Madrid: un derbi sin favoritos con mucha Liga en juego

El enfrentamiento entre colchoneros y merengues revelará la respuesta a la pregunta más recurrente de la actualidad en el fútbol español: ¿Hay Liga?

Zinedine Zidane y Diego Simeone se ven las caras en un nuevo derbi.
Zinedine Zidane y Diego Simeone se ven las caras en un nuevo derbi.
Foto: Getty Images

¿Hay Liga? Es lo que se pregunta el fútbol español en la actualidad y la respuesta probablemente la sepamos cuando termine el próximo derbi metropolitano entre el Atlético y el Real Madrid, con 5 puntos de diferencia entre ambos y que el equipo colchonero podría sentenciar con un triunfo en casa el domingo.

Para Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, aseguró que no hay favoritos en la cita del Wanda Metropolitano, donde afirmó que acuden con la convicción de hacer un buen partido y la sensación de que, pase lo que pase, no será definitivo.

“Ninguno es favorito en un derbi. Es un partido bonito para jugarlo y es lo que vamos a intentar hacer. Un gran partido de fútbol que todos los aficionados quieren ver”, manifestó en su rueda de prensa telemática en la víspera del derbi.

Desde hace 5 años el Real Madrid no pierde un derbi liguero y ese es uno de los fantasmas que buscará sacudirse el equipo del “Cholo” Simeone que llega como líder y con un partido menos, pase lo que pase seguirá estando en la cima el lunes por la mañana.

“Tener contundencia, equilibrio y hacer un gran partido son los caminos que te acercarán seguramente al objetivo”, fue lo que dijo el técnico argentino sobre el duelo, “un partido directo”. “Pero son tres puntos. Eso está más que claro. Queda mucha Liga por delante”, dijo.

La victoria es casi una obligación para el conjunto blanco, debilitado en su acecho al Atlético por el empate contra la Real Sociedad, pero aún vivo en la pugna por el título, mientras Zinedine Zidane recupera a Karim Benzema, su futbolista más determinante y su mejor goleador.

Para el Atlético, un triunfo dispararía su renta sobre el Real Madrid hasta los ocho puntos, que podrían ser once si vence en casa el miércoles su duelo aplazado al Athletic, pero, además, sería un golpe de autoridad para su liderato.

Nadie ha desdibujado tanto esta temporada al conjunto de Diego Simeone como el Real Madrid en la primera vuelta que lo derrotó 2-0 quitándole lo invicto, cuando la presión alta diseñada por Zidane devoró a un equipo que hasta entonces parecía invencible, pero que ha bajado su nivel de fútbol, su solvencia defensiva y su pegada tras aquella derrota.