Cómo evitar las lesiones más comunes al hacer ejercicio desde casa

Hacer ejercicios en casa puede causar lesiones si no se hacen de la manera apropiada

Cómo evitar las lesiones más comunes al hacer ejercicio desde casa
Al ejercitarnos en casa, no debemos olvidar el calentamiento y trabajar todos los grupos musculares.
Foto: Shutterstock

Debido a las restricciones por la pandemia muchos gimnasios cerraron sus puertas, y nos ha tocado ingeniarnos para hacer actividad física en casa.

Sin embargo, es posible que debido a las rutinas que hemos hecho nos lastimamos alguna parte de nuestro cuerpo, y es que, sin alguien que nos indique cómo debemos realizar ciertos ejercicios, es posible tener más lesiones.

De hecho, un factor que las ha provocado, tal como apunta Sylist, es el hecho de pasar más tiempo sentados o sin hacer actividad física; y esto ha sucedido desde que iniciaron las restricciones. Por eso hay que tomar en cuenta los siguientes consejos.

La clave está en moverse

Uno de los factores que produce lesiones en la espalda es pasar mucho tiempo sentados. Es cierto que ahora que trabajamos desde casa pasamos más horas frente al computador.

El hecho de no realizar ningún movimiento durante este tiempo y luego pretender entrenar, sobre todo si se trata de hacer ejercicios de carga, podría crear problemas musculares, lesiones en la columna y la espalda baja.

Así que, evitemos las jornadas largas de trabajo, y es importante levantarse de vez en cuando del asiento para estirar las piernas, la espalda y caminar.

Se recomienda levantarse cada cierto tiempo para caminar y estirar el cuerpo. Fuente: Pixabay.

Calentamiento

Antes de comenzar cualquier rutina de ejercicio es importante el calentamiento. Así se evitarán roturas o contracturas y otros problemas que puede generar la actividad física.

Podemos iniciar con movimientos previos desde el cuello hasta los pies. Así, la rotación de la cabeza, los brazos y hombros, el estiramiento de las piernas y las articulaciones son importantes para que los músculos entren en calor y sean capaces de aguantar la carga.

El calentamiento puede durar unos 10 minutos, y se debe realizar de acuerdo a la rutina de ejercicio que piensas hacer.

Descanso apropiado

Tampoco debemos abusar de la actividad física. Es necesario descansar los diferentes grupos musculares y alternar las rutinas para irlos trabajando de forma rotativa, así evitaremos una sobrecarga muscular al trabajar solo un grupo determinado.

Otra cosa que debemos tener en cuenta para evitar las lesiones es nuestra propia capacidad. No debemos forzar el peso o el tiempo si no estamos adaptados o acostumbrados a cierta rutina.

Lo mejor es comenzar con lo básico, y a medida que nuestro cuerpo vaya ganando fortaleza, podemos incrementar la carga de trabajo, pero esto debe hacerse de forma paulatina.

Qué hacer si hay dolor

Si nos duele alguna parte del cuerpo, lo más prudente es detener la actividad física y consultar con un especialista. Si no prestamos atención a esta señal, posiblemente agravemos la lesión.

Las consecuencias podrían ser graves. Por eso debemos tomar en cuenta nuestras propias limitaciones y tratar de hacer bien las rutinas.

La alimentación, por otro lado, juega un papel importante para que la actividad física sea eficiente. Tomar agua también es vital, no solo durante la actividad física, también a lo largo del día.

También te puede interesar:

Cómo entrenar con mancuernas para ejercitar los glúteos en casa sin lastimarse

Cuántas sentadillas hacer a diario para fortalecer los músculos de las piernas

Por qué correr es uno de los mejores métodos para bajar de peso, según expertos

Bajar de peso para hombres: 5 rutinas de ejercicio con mancuernas para aumentar tu masa muscular a diario