¿Procesamiento de declaraciones de impuestos podría retrasar envío de tercer cheque de estímulo?

El Servicio de Rentas Internas (IRS) no la tiene nada fácil

¿Procesamiento de declaraciones de impuestos podría retrasar envío de tercer cheque de estímulo?
El IRS es la agencia que lidera los procesos de distribución de los cheques de estímulo.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

El hecho de que la Cámara de Representantes haya aprobado este miércoles el plan de estímulo del presidente Joe Biden con cheques de $1,400 y el paquete esté próximo a ser firmado por el demócrata, no significa que en todos los casos el pago le llegue a tiempo a los recipientes.

La buena noticia es que el Congreso de Estados Unidos cumplió con la fecha que se había propuesto para completar el trámite legislativo.

Con la aprobación de la pieza en la Cámara hoy, se agiliza el procedimiento para que el mismo esté completado con la firma del presidente a la legislación este 12 de marzo.

La mayoría demócrata se impuso la fecha límite del 14 de marzo, ya que ese día expiran los beneficios extra semanales por desempleo contenidos en la segunda ley de estímulo aprobada en diciembre.

Sin embargo, el dato que complica el escenario es que el Servicio de Rentas Internas (IRS), oficina encargada de liderar los procesos de distribución, se encuentra inmerso en la temporada contributiva y tramitando devoluciones de impuestos.

Usualmente, el IRS utiliza la devolución de impuestos más reciente para procesar tanto el reembolso como los cheques de estímulo.

En muchos casos, para calcular el pago por tercer cheque de estímulo la agencia deberá evaluar primero la declaración de impuestos más reciente del contribuyente (la correspondiente al 2020) si la persona sometió la información a tiempo.

Lo anterior requerirá esfuerzo adicional por parte del personal de la oficina.

Otro detalle que destaca de la tercera ronda de distribución de cheques de estímulo e implica un reto más para el IRS es que se establecieron nuevas guías para elegibilidad por nivel de ingresos; de manera, que la agencia deberá ajustarse a las mismas para el calcular los nuevos montos aplicables a cada contribuyente.

El IRS no se ha expresado oficialmente sobre la logística para manejar los asuntos anteriores y garantizar un proceso ágil de entrega del tercer cheque de estímulo.

La Ley CARES para los cheques de estímulo de $1,200 también fue aprobada en marzo, pero del año pasado, y la distribución coincidió con la temporada contributiva.

Los primeros cheques por depósito directo de esa ronda fueron liberados unas tres semanas después de la aprobación de la ley, y el proceso se extendió hasta finales de año en los casos en los que el IRS no contaba con la información de los recipientes o contenía errores.

Para la segunda ronda, que no coincidió con la temporada contributiva, los primeros cheques fueron depositados en, aproximadamente, una semana luego de aprobada la ley.

En vista de lo anterior, no resulta descabellado preguntarse si el IRS podrá completar sin demasiados retrasos la tercera ronda de cheques que se avecina.

Te puede interesar: