¿Qué tan bueno o malo es hacer ejercicio con mascarilla?

¿Qué tanto se afectan tus niveles de oxigenación si te ejercitas con la mascarilla puesta?

¿Qué tan bueno o malo es hacer ejercicio con mascarilla?
Mucho se dijo que era contraproducente utilizarlo haciendo ejercicio.
Foto: Shutterstock

A pesar de que estamos en tiempos de pandemia, es necesario retomar algunas actividades de nuestra vida cotidiana, siendo el hacer ejercicio una de las más fundamentales por nuestro bienestar físico y emocional.

Puedes ejercitarte al aire libre o bien, si es permitido en el lugar en el que vives, acudir al gimnasio, siempre, claro, portando mascarilla para así protegerte y proteger a los demás del coronavirus.

Al principio de la emergencia sanitaria mucho se habló de si hacer ejercicio con más carilla era malo para nuestra salud. Un nuevo estudio reveló las novedades sobre esta práctica, así como los efectos que tiene en nuestro organismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) detalló que el portar mascarilla durante la actividad física intensa puede reducir la capacidad para una cómoda respiración; sin embargo, un estudio publicado en la European Respiratory Journal señaló que esto puede cambiar.

Según las pruebas realizadas a 12 personas que utilizaron una bicicleta estática con y sin mascarilla, ninguno de los resultados señaló un riesgo para la salud al hacer ejercicio y portar esta medida de protección contra la COVID-19, por lo que sería recomendable portar la mascarilla en espacios públicos como gimnasios,aunque se realice ejercicio intenso.

“Sabemos que la principal vía de transmisión del coronavirus es a través de las gotitas en el aliento y es posible que respirar más fuerte durante el ejercicio pueda facilitar la transmisión, especialmente en interiores. Las investigaciones sugieren que usar una mascarilla puede ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad, pero no hay evidencia clara sobre si las mascarillas son seguras de usar durante el ejercicio vigoroso”, indica el estudio.

La resistencia y parámetros que se midieron fueron la respiración, frecuencia cardíaca, presión arterial y los niveles de oxígeno en la sangre. Los resultados, como se citó anteriormente, mostraron que el uso de cubrebocas solo afectó la reducción promedio de un 10% de la capacidad para ejercicio anaeróbico.