¿Cómo usar la miel para aliviar el dolor de garganta?

La miel es un remedio natural que ayuda a aliviar el dolor de garganta; los CDC también señalan que puede usarse para aliviar la tos en adultos y niños de al menos 1 año de edad o mayores

El dolor de garganta es un malestar común que puede tener diversas causas. Generalmente no necesita tratarse con antibióticos a excepción de la faringitis estreptocócica. La miel es un remedio natural que por sus propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias y cicatrizantes, puede aliviar el dolor y disminuir la inflamación.

El dolor de garganta puede hacer que sea doloroso tragar, también sentirse seco y con picazón. Puede ser un síntoma de infección de garganta por estreptococos, resfriado común, alergias u otra enfermedad de las vías respiratorias superiores.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señalan que la causa más común del dolor de garganta son los virus, como los que causan resfriados  o gripe. Otras causas del dolor de garganta son bacterias como Streptococcus del grupo A; alergias; así como fumar o exposición al humo de segunda mano.

Si el dolor de garganta es causado por un virus, los antibióticos no ayudarán. La mayoría de los dolores de garganta mejorarán por sí solos en una semana. Mientras tanto, hay algunos remedios caseros para aliviar el dolor, uno de esos remedios es la miel.

Miel para el dolor de garganta

La miel es un alimento con múltiples propiedades benéficas para la salud. Las revisiones científicas han encontrado en ella propiedades antioxidantes, anti-inflamatorias, antivirales, antifúngicas antidiabéticas y capacidad antimicrobiana.

Una de las formas más sencillas de usar la miel para aliviar el dolor de garganta es mezclar dos cucharadas de miel con un vaso de agua tibia o té y beber según sea necesario.

El uso de la miel para el dolor de garganta se ha considerado incluso por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero no debe darse miel a un niño menor de 1 año debido al riesgo de botulismo infantil, intoxicación que puede ocurrir al ingerir esporas de Clostridium botulinum en productos de miel.

Los CDC también recomiendan la miel como un remedio natural para sentirse mejor cuando hay dolor de garganta para aliviar la tos en adultos y niños de al menos 1 año de edad o mayores.

Otros remedios para el dolor de garganta

Además de a miel, hay otras opciones a considerar. Entre otros remedios que los CDC recomiendan para disminuir el dolor de garganta, están:

Hacer gárgaras con agua tibia y salada. No recomendable en niños.

Beber muchos líquidos: estos pueden incluir líquidos tibios como infusiones.

Chupar cubitos de hielo, paletas heladas o pastillas. Los niños deben evitar este método debido al riesgo de asfixia.

Cuando en unos cuantos días la miel no parece ayudar y además hay fiebre, dificultad para tragar, dificultad para respirar, sangre en la saliva o la flema, salpullido o algún otro síntoma grave o preocupante, se debe consultar a un médico para obtener un diagnóstico.

Te puede interesar: