Logran acuerdo en Albany para legalizar el uso recreacional de la marihuana en Nueva York

La Legislatura Estatal negociaba la medida para incluirla en el próximo presupuesto que debe aprobarse antes de 1 de abril

Las negociaciones para legalizar la comercialización de la marihuana ya llevaban varios años en Nueva York.
Las negociaciones para legalizar la comercialización de la marihuana ya llevaban varios años en Nueva York.
Foto: Getty Images

Cuando falta exactamente una semana para que se cumpla la fecha límite para aprobar el presupuesto del estado de Nueva York para el año fiscal 2021-2022, legisladores estatales informaron este miércoles que se había logrado un acuerdo en Albany para legalizar el uso recreacional de marihuana, para los neoyorquinos mayores de 21 años.

Precisamente este mismo miércoles el gobernador Andrew Cuomo había indicado en su rueda de prensa para actualizar sobre la crisis del COVID-19, que en efecto se estaba muy cerca de alcanzar un acuerdo, y aunque reconoció que en tres oportunidades anteriros también se había llegado a este punto en las negociaciones y luego no fue aprobada la propuesta de ley, dijo que tenía esperanza de que esta oportunidad fuera la vencida.

La senadora estatal Liz Krueger, quien es una de los legisladores que patrocinaron la propuesta de ley e ambas cámaras, dijo a medios locales que se había “mirado lo que otros estados estaban haciendo y cómo habían mejorado aquellos puntos débiles en las leyes que ya aprobaron”.

Y ese había sido el principal problema para que la legislación avanzara en Nueva York, el que los asambleístas y senadores se pusieran de acuerdo en algunos ‘puntos débiles’ como, por ejemplo, el determinar qué pasaría con conductores que sean detenidos y se compruebe que estaban conduciendo después de haber consumido la hierba. Sobre este punto específico no se había informado nada este miércoles.

Fuentes de la Legislatura indicaron que el proyecto de ley podría ponerse a votación en ambas cámaras a comienzos de la próxima semana, lo que sería un par de días antes del 1 de abril cuando ya debe estar aprobado el presupuesto estatal. Tras aprobarse, Nueva York se convertiría en el duodécimo estado del país en legalizar el consumo de la mariahuana.

Algunos detalles preliminares

El acuerdo contempla, según detalles preliminares dados a conocer este miércoles, que se permita a los neoyorquinos mayores de 21 años el comprar y poseer legalmente hasta tres onzas de marihuana e incluso cultivar plantas en sus hogares para su uso personal.

Además, y algo que beneficiara al Estado sobre todo en medio de la crisis financiera creada por el coronavirus, se creará un impuesto estatal del 9% sobre las ventas minoristas que podría generar hasta $300 millones de dólares al año en nuevos ingresos.

El Gobernador ya había comentado que la legalización podría ser beneficiosa para Nueva York al ayudar a recuperar los ingresos fiscales en las arcas públicas tras el impacto de la pandemia.

Pero además, las ciudades, pueblos y villas podrían recibir otros beneficios económicos directos al permitir que se aplique otro impuesto local a las ventas del 4%.

Y algo que habían peleado insistentemente activistas y funcionarios electos, muchos de ellos en la Gran Manzana, fue la inclusión de medidas que beneficien a las comunidades de color que tradicionalmente han sido las más castigadas y perseguidas por el consumo de esta droga. Por ello, en la legislación se incluyó un plan de igualdad social y económica, y se establecerá un fondo estatal para gestionar que parte de las ganancias obtenidas con la venta de la marihuana lleguen a esas comunidades.

Krueger indicó que el acuerdo también incluye la creación de la ‘Oficina de Manejo del Cannabis’, como lo propuso Cuomo, que será el ente encargado de la supervisión del consumo, venta y producción de la marihuana en el estado.

“Este año tenemos que hacerlo, y hacerlo para cuando se apruebe el presupuesto es esencial”, dijo Cuomo en su rueda de prensa antes que se conociera el acuerdo, agregando que la marihuana “no es solo un asunto de equidad social, sino también es un ingreso para el Estado”.