Dan luz verde al programa ‘Open Streets’ para que siga permanente en la ciudad de Nueva York

El plan que comenzó durante lo peor de la pandemia del COVID-19 se mantendrá de forma indefinida

Dan luz verde al programa ‘Open Streets’ para que siga permanente en la ciudad de Nueva York
La iniciativa permite a la gente a salir hacer ejercicios o simplemente tomar un paseo respetando el distanciamiento social.
Foto: Ramón Frisneda / Impremedia

Durante lo peor de la pandemia del coronavirus en la ciudad de Nueva York en la primavera del 2020, muchos neoyorquinos empezaron a sufrir de ansiedad y estrés por las medidas que los obligaron a estar encerrados en sus hogares. Pero en medio de esa crisis de salud mental que provocaron las normas del distanciamiento social, surgieron algunas ideas que resultaron ser muy positivas, como el programa ‘Open Streets’ (calles abiertas), que permitió a la gente a salir hacer ejercicios o simplemente tomar un paseo sin temor a contagiarse con el virus.

Y un año después de la puesta en marcha de ese plan del Departamento de Transporte de la Ciudad (DOT), que permite a las comunidades dedicar espacio vial a peatones y ciclistas, este jueves el alcalde Bill de Blasio dio luz verde parar que el plan Calles Abiertas se mantenga de manera indefinida en la Gran Manzana.

“Esta es otra parte importante de la recuperación para todos nosotros, y es un ejemplo de cómo un horrible y doloroso tiempo en 2020, se convirtió en algo transformador, porque todos empezamos a repensar cómo actuar en momento de crisis, y así el año pasado nos reimaginamos las calles de la ciudad de Nueva York, y lo que fue basado en una crisis se convirtió en el despertar de algo más grande. La iniciativa de calles abierta, y la iniciativa de restaurantes abiertos, unidos, transformaron la ciudad”, dijo De Blasio.

El mandatario local recordó que estos planes llegaron en momento en que los neoyorquinos necesitaban tener esperanzas, “necesitaban volver a ver la luz y energía de la ciudad de Nueva York, y esos planes les dieron esa oportunidad de sentir esa energía otra vez”.

De Blasio insistió que el éxito del programa en los ciudadanos durante la pandemia, fue el principal motivo para decir mantenerlo de manera permanente, y por ello anunció que este jueves se abría un nuevo periodo de aplicaciones para que las organizaciones comunitarias en cualquier arte de la ciudad pudieran solicitar que su comunidad, su vecindario, sea parte del plan.

“Con mejor señalización, nuevas barreras y más apoyo para los socios de la comunidad, este programa será sostenible a largo plazo y posicionará mejor a la ciudad de Nueva York para liberarse de la cultura del automóvil y construir una recuperación para todos nosotros”, enfatizó el Alcalde.

La concejal Carlina Rivera, quien en abril del año pasado presentó un proyecto de ley en el Concejo Municipal para lanzar un programa de ‘emergencia’ de calles abiertas, recordó que esto surgió en medio de lo peor de la crisis del COVID-19.

“Necesitábamos más espacios para el esparcimiento con distanciamiento social y mantenernos saludables y cuerdos”, dijo la concejal que representa a vecindarios de Manhattan como Loisaida.

Rivera insistió que era una excelente noticia el mantener estos programas, “ya que hay que expandir los modelos exitosos que hemos tenido durante este año, pero con más recursos adecuados de la Ciudad”.

Será mejor este año

Las autoridades de la Ciudad aseguraron que el programa será mejor en el 2021 que el año pasado, ya que se tuvo la oportunidad de aprender de las cosas que se hicieron en el 2020 y mejorar otros aspectos de la iniciativa.

El comisionado de Transporte Hank Gutman garantizó que, justo a tiempo con la llegada de la primavera, este año el popular programa será mejor. “Estamos dando a conocer hoy nuevas guías para que más comunidades puedan aplicar en esta temporada para ser managers de sus calles abiertas”.

Los principales cambios que se notarán con el nuevo formato de aplicación, que Gutman aseguró es más fácil y rápido, destacando que habrá un mejor sistemas de señalizaciones en las calles, y se cambiarán las barricadas de maderas por nuevas conocidas como ‘francesas’ y se aumentará el apoyo a negocios y grupos comunitarios locales.

Gutman dijo que el programa fue tan éxitoso el año pasado, “que es difícil imaginarse el futuro de la ciudad de Nueva York sin las calles abiertas, y por eso la buena noticia es que no lo tendremos que hacer, porque el plan está aquí para quedarse”.
El DOT trabajará con socios de la comunidad para desarrollar planes operativos para usos múltiples, que incluyen cenas al aire libre y programación, mientras se mantiene los accesos de vehículos para la carga, las entregas y las emergencias.

Para aplicar:

Las empresas y los socios de la comunidad pueden obtener más información y presentar una solicitud aquí: www.nyc.gov/openstreets