Regreso de fanáticos al ‘Yankee Stadium’ podría ser la primera “carrera” a la recuperación económica de El Bronx

La reapertura de las actividades deportivas profesionales, aunque muy limitadas, significa un "batazo" a la revitalización de algunos vecindarios de la Gran Manzana

El boricua Luis Arzola ya está listo para aupar a su equipo este jueves.
El boricua Luis Arzola ya está listo para aupar a su equipo este jueves.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

El puertorriqueño Luis Arzola ya tiene en su mano el boleto para lo que él describe como un “verdadero acontecimiento”, podrá ver y animar nuevamente desde las gradas a su “gran equipo”. Los legendarios ‘New York Yankees’, luego de más de un año de cierre pandémico, desde este jueves 1 de abril podrán recibir a sus fanáticos en su casa de El Bronx, aunque con los límites del 20% de su capacidad, con base a las normas de  las autoridades de Salud de Nueva York.

“Tengo 50 años asistiendo a ver a mi equipo. Solamente falté el año pasado por la pandemia. Yo vengo desde que el estadio estaba en el otro lado y pagabas 0,50 por unas sillas afuera. ¡Esto me emociona! Además, es un signo de que la ciudad está volviendo poco a poco, después de esta tragedia del virus. Aquí vamos levantándonos”, reaccionó el isleño, ataviado de pies a cabeza, con el emblema de los “Bombaderos de El Bronx”.

Por primera vez desde los juegos de playoffs de la Serie Divisional en octubre de 2019, los fanáticos podrán regresar al ‘Yankee Stadium’, para el primer partido de temporada, en donde el equipo de la casa se enfrentará a Toronto Blue Jays.

Para Luis, como para miles de vecinos de El Bronx, que los partidos de beisbol con asistentes empiecen en esta primavera es un paso muy importante para la “nueva normalidad”.

“A partir de mañana vas a tener más gente feliz, más gente trabajando. Los negocios por aquí vendiendo más, pudiendo traer más empleados. Esto no significa que el virus se ha ido, todavía falta mucho por bregar. Pero con cuidado, con nuestras máscaras, podemos ir regresando a nuestras rutinas”, destacó.

El dominicano Victor Manuel participaba entusiasmado en una jornada de limpieza horas previas a la reapertura del estadio. (Foto: F. Martínez)

“Batazo” económico

El regreso de una de las actividades deportivas más emblemáticas de la Gran Manzana, significa también el primer “batazo” del reavivamiento económico en una localidad neoyorquina que padecía los estragos económicos por la sequía de fans y turistas.

Y, justamente, este “templo deportivo” ha sido desde 1923 uno de los principales polos turísticos de la ciudad de Nueva York. Toda una maquinaria comercial y de dinamismo, que se apagó desde la primavera pasada por el COVID-19, para los residentes de El Bronx.

El dominicano Victor Manuel con mucho entusiasmo formó parte de los trabajadores, en su mayoría hispanos, que realizaban una jornada profunda de desinfección en los alrededores del aforo beisbolístico.

“Esto era un cementerio por un año. Que empiecen a recibir a los fanáticos es también una buena señal que la economía se empezará a mover, que tendremos todos más trabajo aquí en El Bronx. Estamos muy contentos”, compartió el quisqueyano.

El ‘Condado de la Salsa’ ha sido la localidad neoyorquina que más ha sufrido la devastación económica causada por la pandemia. Allí la tasa de desempleo escala números dramáticos.

La crisis económica de la ciudad de Nueva York se encuentra entre las peores del país, con un desempleo promedio del 13.2% , casi el doble del promedio nacional. Pero en cada vecindario de la Gran Manzana, hay diferencias.

Por ejemplo, la tasa de desempleo de Manhattan es del 10.3 por ciento, pero en el Bronx, el distrito más pobre de la ciudad, es del 17.5 por ciento, la más alta del estado.

Parte de la dinámica económica de varios vecindarios de El Bronx depende de los fanáticos del beisbol. (Foto: F. Martínez)

“Algo es algo”

Por eso, los pequeños establecimientos que rodean a esa localidad hacen jugadas maestras para intentar sobrevivir.

A juicio de algunos comerciantes, que dependen del movimiento de los que asisten en masa a las temporadas regulares, la programación que permite mucho menos de la mitad de personas en las gradas, es “la esperanza de no cerrar”. Así piensa, Hamal Kawn, gerente de una de las tiendas que vende artículos y recuerdos con el emblema de los ‘Yankees’, en la calle 161, a pocas cuadras de la estación del Subway. Una vía que desde hace meses no recibe las caravanas  de fans y  visitantes.

“Veamos qué pasa mañana. De igual forma, necesitamos que nos incorporen en planes de estímulo, porque el margen de ganancia de estos productos es muy reducido. Nosotros apostamos a levantar a Nueva York. No hemos descansado. Falta mucho para volver a la normalidad. Con pocos asistentes el movimiento será lento. Pero algo es algo”, subrayó el comerciante.

Los protocolos pandémicos del estado de Nueva York solo permitirán un 20% de capacidad en espacios deportivos y de espectáculos al aire libre. En el caso del ‘Yankee Stadium’ podrá recibir solo 10,850 fanáticos en un estadio de béisbol que tiene una capacidad de 54,250.

Otro comerciante propietario de un pequeño restaurant, del corredor comercial de la calle 161, quien declinó  revelar su nombre, relata que ha solicitado asistencia varias veces en los programas de la Ciudad para auxiliar a los pequeños negocios, sin ningún éxito.

“Lo hice dos veces siguiendo las reglas y el sistema me dijo que no aplico. Debo meses de renta en este local. Esperemos que con la reapertura del estadio todo se mueva más”, comentó.

Pero mientras los establecimientos formales como restaurantes y tiendas de recuerdos  extrañan las multitudes que atraía a esta localidad el deporte más popular de la Gran Manzana, quienes sobrevivían de ventas informales pronostican otra “temporada muerta”.

La dominicana Lucía Parada, quien como ella define “se ayudaba” vendiendo botellas de agua, antes y después de cada partido, relata que aunque es una actividad prohibida, “a veces” la policía no molestaba.

“Ahora dudo que nos dejen si quiera asomarnos, porque justamente no quieren aglomeraciones por la pandemia. Veremos qué pasa. Nada es normal ahora. Y uno tiene que entender que mientras se hagan las cosas mejor, más rápido volveremos a ser la ciudad de antes”, reaccionó optimista la inmigrante vecina del estadio.

Comerciantes establecidos en la calle 161 de El Bronx tiene más de un año sin la dinámica de los partidos (Foto: F. Martínez)

“Fanáticos volverán de manera segura”

Por su parte, Doug Behar, vicepresidente de operaciones del icónico estadio, explica que el regreso de los seguidores del equipo ha sido analizado por más de 13 meses.

“Reconocemos que estamos haciendo esto por primera vez. La paciencia y la comprensión de todos sin duda estarán a la vanguardia. Sentimos que estamos en condiciones de recibir a miles de fanáticos de la manera correcta “, destacó.

Desde ya, la gerencia del estadio exhorta a los asistentes a mantener la distancia social tanto como sea posible en los espacios interiores.

“Estamos seguros que nuestros fanáticos regresarán de una manera segura. Obviamente hay espacios como los baños y las concesiones que serán muy difícil de controlar. Hemos adelantado configuraciones para que todos sepan cómo fluir de una manera saludable “, concluyó.

¿Cómo será el “regreso” de los fanáticos?

  • Todos los fans que asistan al aforo, mayores de dos años, deberán tener una PCR o una prueba rápida de antígeno COVID-19 con resultados negativos o proporcionar prueba de una vacunación completa de COVID-19. Así como permitir controles de temperatura en cada día de juego para ganar entrada.
  • La vacunación debió haberse completado 14 días antes de una segunda inyección de Pfizer o Moderna, o 14 días antes de una inyección de Johnson & Johnson.
  • Las pruebas de PCR negativas deben haberse administrado al menos 72 horas antes del partido, mientras que el plazo es de seis horas para una prueba de antígeno negativa.
  • Todos los asistentes deben cubrirse la cara, a menos que estén comiendo o bebiendo activamente.
  • Se permitirá al ‘Yankee Stadium’ operar al 20% de su capacidad para comenzar la temporada, y los invitados se sentarán en “cápsulas” separadas por asientos vacíos.
  • Colocarán letreros relacionados con COVID en todo el edificio, incluso en cientos de televisores en todos los niveles de la inmensa edificación deportiva.
  • Los dispensadores de desinfectante de manos estarán ubicados en todos los lugares de tráfico público.
  • El ‘Yankee Stadium’ seguirá funcionando como centro de vacunación para los residentes del Bronx hasta al menos el 30 de abril.
  • Actualmente, los juegos de capacidad limitada serán los primeros 11 juegos en casa de la temporada regular, desde el jueves 1 de abril de 2021 hasta el miércoles 21 de abril de 2021.

En números: reapertura limitada

  • 10% de asistentes será a partir de hoy la capacidad permitida en instalaciones deportivas o de espectáculos cerradas en Nueva York que alberguen regularmente a más de 1,500 personas.
  • 20% de asistentes será la capacidad en aforos al aire libre con capacidad de más de 2,500 personas.