¿Cuáles son las cenas más recomendadas para bajar de peso y combatir el estreñimiento crónico?

Una cena equilibrada, nutritiva, rica en fibra y grasas saludables, es el complemento perfecto para promover evacuaciones intestinales regulares y beneficiar la pérdida de peso

La hidratación es un aspecto fundamental para combatir el estreñimiento y acelerar la pérdida de peso.
La hidratación es un aspecto fundamental para combatir el estreñimiento y acelerar la pérdida de peso.
Foto: Imagen de Bernadette Wurzinger en Pixabay / Pixabay

Todos queremos bajar de peso y estar más saludables. No en vano cada día estamos más en contacto con las mejores alternativas de alimentos, que gracias a su densidad en nutrientes se relacionan con grandes beneficios para la salud y un más efectivo adelgazamiento. Adicionalmente se ha comprobado que una de las afecciones digestivas que más dificulta la pérdida de peso es el estreñimiento crónico. Lo cierto es que los hábitos alimenticios influyen directamente tanto en la pérdida de peso, como en la digestión. Con base en ello una de las preguntas más recurrentes es ¿Cuáles son las mejores cenas para bajar de peso? Finalmente una cena saludable y rica en fibra, se agradece en la calidad del sueño durante la noche y a la mañana siguiente al promover evacuaciones intestinales fáciles y regulares.

Por fortuna existen alimentos que son una gran ayuda para aliviar el estreñimiento crónico, de hecho se ha comprobado que seguir una dieta equilibrada es el mejor y más eficaz tratamiento a largo plazo ¡Y sin efectos secundarios! A continuación una selección de las comidas que simplemente no podrán faltar en tus cenas semanales, son accesibles y deliciosas. 

1. Alimentos ricos en fibra

Por supuesto que está es una de las recomendaciones más evidentes, es bien sabido que la fibra es un nutriente fundamental para un buen proceso digestivo y es clave para combatir el estreñimiento crónico. De tal modo que aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra es el consejo primordial de médicos y especialistas, estas son las mejores alternativas. 

– Legumbres: Anímate a probar la amplia gama de variantes son increíblemente ricas en fibra, accesibles y versátiles. Apuesta por variantes de frijoles blancos, negros, pintos, garbanzos, alubias y lentejas.

– Verduras de hoja verde: Son una de las mejores adiciones para crear cenas saludables y ligeras, son muy bajas en calorías, abundantes en nutrientes como vitaminas, minerales, antoxidantes y fibra.

– Frutas ricas en fibra: Las frutas simplemente no pueden faltar sobre todo aquellas noches en las que apetece algo fresco y ligero. Selecciona las variantes más ricas en fibra como son las manzanas, peras, bayas, ciruelas pasa, duraznos y banana.

– Semillas y frutos secos: Un gran complemento para hacer mucho más abundantes, creativas y nutritivas tus cenas, también más ricas en fibra. Elige nueces, almendras, pistachos, cacahuates, semillas de girasol y semillas de chía.

– Cereales integrales: Los cereales son una magnífica adición en las cenas, siempre y cuando selecciones las variantes integrales y no las refinadas. Son una gran fuente de hidratos de carbono complejos, vitaminas y minerales clave. Apuesta por utilizar salvado de trigo, quinoa y avena, son perfectos para acelerar el tránsito intestinal y bajar de peso.

fibra
Alimentos ricos en fibra. /Foto: Shutterstock

2. Grasas saludables

Ciertos hábitos alimenticios cotidianos hacen más lenta la digestión y contribuyen al estreñimiento, lo cual se relaciona en su mayoría se relaciona con un alto consumo de alimentos fritos, carnes rojas y procesadas. Otra de las costumbres que pocas veces consideramos es una baja ingesta de grasas saludables, el sistema digestivo y otros órganos necesitan grasas de calidad para funcionar correctamente. En muchos casos de estreñimiento crónico un mayor consumo de grasas interviene positivamente, lo cierto es que siempre será saludable y recomendable consumir más grasas saludables. Es importante cuidar las porciones, al igual que limitar aquellas fuentes de grasas saturadas y trans. Apuesta por las mejores fuentes de grasas insaturadas: aceite de oliva, aguacate, semillas, nueces, pescados grasos como el salmón, sardina, atún y caballa. 

omega 3
Grasas saludables. /Foto: Shutterstock

3. Alimentos y bebidas hidratantes

La deshidratación es una de las principales causas del estreñimiento temporal y crónico. Por lo tanto para prevenir el riesgo y disminuir sus síntomas, una de las medidas más fundamentales es mantenerse hidratado. Si bien es indispensable asegurar el consumo de agua e infusiones naturales, existen otros alimentos que resultan un gran complementoSegún información de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), se recomienda aumentar el consumo de comidas altamente hidratantes: yogurt  o kéfir, caldos, sopas y cremas, frutas ricas en agua como son los melones, melocotones, piña, bayas y cítricos. También las verduras ricas en agua son un gran aliado como es el caso de la lechuga, pepino, calabacín, apio y tomates. Otras grandes alternativas son los jugos, licuados, aguas e infusiones naturales y sin azúcar. 

Sopa verde.
Sopa verde./Foto: Pixabay

Te puede interesar: