¿Por qué la remolacha es un alimento básico en una dieta para bajar de peso?

Las remolachas son una magnífica adición dietética para bajar de peso. Son una gran fuente de energía, bajas en calorías y ricas en fibra, de gran poder saciante e ideales para favorecer la depuración del organismo

Consumir un jugo de remolacha fresco por las mañanas es una gran adición dietética para bajar de peso y mejorar la digestión.
Consumir un jugo de remolacha fresco por las mañanas es una gran adición dietética para bajar de peso y mejorar la digestión.
Foto: Shutterstock

La remolacha es una de las hortalizas más dulces y llenas de energía. En realidad es una raíz que es el tallo bajo de una planta nativa de la Europa mediterránea y occidental llamada Beta Vulgaris. Se trata de un alimento completo que se caracteriza por su excepcional potencial nutricional, propiedades terapéuticas y es considerada una gran adición en cualquier programa enfocado en la pérdida de peso ¿La razón? No contiene grasa, es una fuente inagotable de vitaminas y minerales, y se caracteriza por su alto contenido en fibra.

La remolacha está dotada de una piel fina que recubre una pulpa densa y muy suculenta, que se caracteriza por su intenso color que puede ir desde lo rojo oscuro o violáceo. Además su pulpa es una compleja fórmula nutricional que se destaca por su alto contenido en ácido fólico, vitamina C, potasio, magnesio, hierro y yodo. También contiene buenas cantidades de vitaminas B1, B2, B3, B6 y poderosos antioxidantes. Si bien la remolacha es considerada un alimento medicinal que se asocia con grandes propiedades anticancerígenas, digestivas y depurativas. Una de sus más grandes beneficios son sus bondades para estimular la pérdida de peso. 

¿Por qué la remolacha ayuda a bajar de peso?

1. Son bajas en calorías, ricas en fibra y agua

Cuando intentamos perder peso, uno de los aspectos más importantes en los buenos resultados es rodearnos de alimentos bajos en calorías, ricos en fibra y saciantes, que nos inviten a no comer en exceso y a disfrutar de un estilo de vida más saludable. La remolacha simplemente no puede faltar: son ricas en agua y fibra, dos componentes esenciales para mantenernos satisfechos por más tiempo. También son de gran utilidad para potenciar la hidratación y aunque es rica en azúcares naturales, es una hortaliza baja en calorías: 100 gramos contienen 43 calorías y mucha nutrición. Otra genialidad de su composición nutricional, es que contiene una cantidad muy valiosa de proteínas (sobre todo para tratarse de un tubérculo) y es bien sabido que los alimentos ricos en proteínas son un magnífico aliado en la pérdida de peso. Para mayor contexto una taza de remolacha contiene:

  • 3,81 gramos de fibra dietética
  • 2,19 gramos de proteína
  • 58,5 calorías

2. No contienen colesterol ni grasas y están repletas de nutrientes

Integrar en la dieta diaria el consumo de remolachas es un acierto para bajar de peso más rápido, en principio por que no contienen colesterol ni grasas. Esto se complementa a la perfección con su bajo contenido en calorías, su alto aporte en fibra y su excepcional fórmula nutricional. Para mayor contexto: según la base de datos nutricional de los Estados Unidos, la remolacha proporciona un valor diario del 6% de vitamina C y un 2% del calcio, 20 miligramos de magnesio, 32 miligramos de fósforo, 259 miligramos de potasio y 0,67 miligramos de hierro. Todos estos aspectos hacen que la remolacha este llena de propiedades terapéuticas: mejoran la salud cardiovascular, promueven el equilibrio en la presión arterial, glucosa y colesterol en sangre, fortalecen al sistema inmunológico y protegen al cerebro. 

3. Mejoran la digestión y depuración del organismo

Sin lugar a dudas una de las más grandes cualidades de la remolacha radica en su alto contenido en fibra soluble e insoluble. Lo cual beneficia múltiples y fundamentales aspectos de la salud: acelera el tránsito intestinal, promueve una óptima depuración de toxinas, grasas, sales y líquidos retenidos y es una excepcional adición para combatir eficaz y naturalmente el estreñimiento. Todos estos aspectos, son factores que intervienen directamente en la pérdida de peso.

4. Gran poder antiinflamatorio

Es bien sabido que el color rojo oscuro de la remolacha es uno de sus aspectos más distintivos y el cual se relaciona con su contenido en betalaína, un fitonutriente producido por las plantas que tiene extraordinarias propiedades antioxidantes. A través de diversos estudios y trabajos de investigación se ha comprobado que la betalaína se asocia con inmensas propiedades antiinflamatorias, gracias a su poder para suprimir la enzima ciclooxigenasa-2 (COX-2) que está asociada con la inflamación. Es bien sabido que la  inflamación es una respuesta natural de un sistema inmunológico sano, pero cuando se vuelve crónica puede dañar el tejido sano y aumentar el riesgo de problemas de salud a largo plazo como la obesidad, enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes y Alzheimer.

Lo cierto es que existen numerosas razones para integrar en tu lista semanal de compras a las remolachas, no solo harán más efectiva la pérdida de peso ¡Mejorarán tu salud en muchos aspectos! Por si fuera poco sus poderosos antioxidantes ayudan a combatir a los radicales libres responsables del estrés oxidativo y una larga lista de enfermedades crónicas. De tal modo que comer remolachas es un gran complemento para combatir la obesidad, protegernos de enfermedades y llenarnos de energía de la más alta calidad.

Te puede interesar: