Nueva York detiene uso de vacuna Johnson & Johnson tras casos “graves” de coágulos sanguíneos; pero citas seguirán con otras opciones

El gobernador Cuomo informó a las personas anotadas para esa dosis no cancelarlas, pues se les ofrecerá Pfizer

Nueva York detiene uso de vacuna Johnson & Johnson tras casos “graves” de coágulos sanguíneos; pero citas seguirán con otras opciones
Vacunación en Javits Center, NYC.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Nueva York detuvo en todo el estado el uso en sitios públicos y privados de la vacuna Johnson & Johnson (J&J), apenas horas después de que funcionarios de salud federales expresaron su preocupación sobre un posible vínculo con coágulos de sangre, anunció esta mañana el comisionado de salud estatal, Howard Zucker.

El gobernador Andrew Cuomo informó a las personas con citas para esa vacuna no cancelarlas, pues se les ofrecerá Pfizer en su lugar, que requiere dos aplicaciones con varios días de separación.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) recomendaron esta mañana temprano que Estados Unidos detuviese temporalmente el uso de la vacuna Covid-19 de Johnson & Johnson tras seis casos reportados en el país de un tipo de coágulo sanguíneo “raro y grave” en mujeres.

Particularmente NYC ya ha repartido alrededor de 234,000 dosis de J&J, según el comisionado municipal de salud, Dr. Dave Chokshi. “Hasta ahora, no hemos visto informes similares que hayan sido compartidos por la FDA y los CDC sobre este tipo específico de coágulo de sangre”, destacó.

“El estado Nueva York seguirá la recomendación de los CDC y la FDA y detendrá el uso de la vacuna Johnson & Johnson en todo el estado de inmediato hoy mientras estas agencias de salud y seguridad evalúan los próximos pasos”, anunció el comisionado regional de Salud, Dr. Zucker, en un comunicado.

Agregó que el estado continuará buscando orientación del gobierno nacional y “actualizará a los neoyorquinos a medida que haya más información disponible”. Las agencias federales enfatizaron en su anuncio que “En este momento estos eventos adversos parecen ser extremadamente raros”.

El alcalde de la ciudad de NYC, Bill de Blasio, quien recibió la dosis J&J junto con su comisionado Chokshi, afirmó que “Ambos creemos en la efectividad de esta vacuna [Pero] se han pospuesto todas las citas que hubieran sido para una vacuna de Johnson & Johnson. Serán reprogramadas”, dijo, citado por New York Post. “Obviamente, necesitamos respuestas del gobierno federal”.

La suspensión de la inmunización J&J detendrá la campaña de vacunación domiciliaria de la ciudad dirigida a los ancianos y discapacitados, y los buses enfocados a inmunizar trabajadores, basada en la inyección de dosis única. “Eso tendrá que suspenderse por ahora”, confirmó De Blasio. “Tenemos mucho trabajo por hacer para descubrir cómo hacer otros ajustes”.

El laboratorio Johnson & Johnson no ha emitido comentarios al momento en su cuenta Twitter @JNJNews. Su vacuna se ha hecho muy popular, en ciudades como Nueva York, por la conveniencia de que sólo requiere una sóla aplicación, a diferencia de las dos dosis recomendadas por los laboratorios Pfizer y Moderna, las otras autorizadas en el país bajo categoría de “emergencia” por la pandemia del coronavirus.

Los reguladores de medicamentos en Europa también señalaron la semana pasada casos raros y “graves” de coágulos de sangre en personas que recibieron la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson.