Mesera recibe $1,700 donados luego de que cliente no le dejara propina en protesta por restricciones del COVID en NJ; y ahora los compartirá

La beneficiaria, que también es enfermera, trabaja extra para ayudar a pagar su programa de doctorado

Mesera recibe $1,700 donados luego de que cliente no le dejara propina en protesta por restricciones del COVID en NJ; y ahora los compartirá
La nueva "normalidad" sigue siendo polémica.
Foto: Jeenah Moon / Getty Images

Residentes de Morristown (Nueva Jersey) se han unido para apoyar emocional y monetariamente a una enfermera que labora como mesera en un restaurante local, después de que un cliente no le dejase propina, escribiéndole a cambio una nota molesto por las restricciones vigentes al coronavirus. 

Como muchos restaurantes durante la pandemia, “Glenbrook Brewery”, que reabrió hace sólo cinco semanas, ha instituido un límite de tiempo de 90 minutos para los clientes que comen allí mismo. Sin embargo, a un cliente aparentemente no le gustó esa política y decidió no dejar propina en su comida de $86.37 dólares la noche del 9 de abril. Y en su recibo, escribió: “Lamento que el servidor se arruine con esto. No eche a los clientes que pagan después de 90 minutos”.

Heath Traver, copropietario y cervecero principal del establecimiento, le dijo a Fox News que la política está vigente como una forma de reducir el tiempo de espera del restaurante mientras se siguen las pautas estatales sobre el coronavirus. Actualmente, Nueva Jersey requiere que el comedor interior se limite al 50% de su capacidad, con grupos de ocho o menos, y mesas a seis pies de distancia.

“Estamos muy limitados en nuestra capacidad de asientos y eso, con una demanda bastante alta… está causando filas y sólo estamos tratando de lidiar con eso lo mejor que podemos de la manera más justa posible”. Y “si no hay cola, entonces puedes pasar el tiempo que quieras”, enfatizó.

Una de las meseras, que sólo dio su primer nombre, Beth, relató que el viernes pasado cuando una de sus mesas se acercaba a la marca de los 90 minutos, ella les hizo saber que tendrían que irse pronto. Después de que la gente pagó, pidieron hablar con el gerente. Fue entonces cuando vio la nota de protesta que dejaron.

Al trascender la historia a Facebook, el grupo virtual “Morristown Stimulus Plan”, fundado el año pasado como una forma de apoyar a las empresas y restaurantes locales, recaudó alrededor de $1,700 dólares para Beth para compensar la pérdida de su propina el viernes, informó Today.

Beth, que también es enfermera titulada, trabaja en Glenbrook para ayudar a pagar su programa de doctorado. Pero en lugar de usar los $1,700 dólares para la escuela o vacaciones, dijo que planea retribuir a la comunidad.

En concreto, tomará 20% de lo que le hubiese correspondido por la cuenta del viernes, y el resto lo compartirá con sus compañeros que estuvieron activos esa noche y además comprará comidas en restaurantes locales para donar a trabajadores de salud.