Fiscal fue puesto bajo licencia tras afirmar que Adam Toledo iba armado

El caso del adolescente hispano asesinado por un policía aumenta tensiones en Chicago

El asesinato de Adam Toledo conmocionó a Chicago.
El asesinato de Adam Toledo conmocionó a Chicago.
Foto: Kamil Krzaczynski / Getty Images

El fiscal James Murphy fue puesto en retiro bajo licencia, luego de afirmar en una audiencia judicial este mes que Adam Toledo tenía un arma en su poder cuando fue asesinado por un policía.

Esto ocurrió durante una audiencia de fianza en abril para Rubén Román, de 21 años, quien iba con Toledo y quien fue detenido la misma noche del 29 de marzo, cuando el menor 13 años fue asesinado teniendo las manos en alto.

“La semana pasada en la corte un abogado de nuestra oficina no expuso en su totalidad los hechos relacionados con la muerte de un niño de 13 años”, dijo Sarah Sinovic, una portavoz del fiscal del condado de Cook a The Hill. “Hemos puesto a esa persona en licencia y estamos llevando a cabo una investigación interna sobre el asunto”.

El caso se ha vuelto uno de los más complicados para los fiscales, luego de que la Oficina Civil de Responsabilidad Policial (COPA) de Chicago publicara el jueves varios videos de cámaras corporales policiacas que muestran los hechos del 29 de marzo en el barrio La Villita, en Chicago.

El paquete visual incluye imágenes del momento en que el oficial Eric Stillman llega a la escena y persigue a Toledo y a Roman, quien es detenido de inmediato, pero el adolescente corre.

Tras verse acorralado y alcanzado por el oficial, quien le grita constantemente, Toledo levanta las manos, pero el agente Stillman le dispara, para luego acercarse y ofrecerle los primeros auxilios, así como llamar a paramédicos.

Stillman afirma que el menor tenía un arma en la mano, pero en el video que muestra los hechos no se ve pistola alguna, tampoco que Toledo la esconda o la tire.

Cuando el oficial finalmente alcanzó al niño, Toledo se dio la vuelta y levantó las manos en la pose de rendición. En este punto, la policía afirma que vieron al niño de 13 años sosteniendo un arma, aunque no quedó claro de inmediato en el video.

“¡Manos! ¡Enséñame tus putas manos!”, grita el policía. Las imágenes muestran a Toledo de pie cerca de una cerca y las manos en alto.

Se puede escuchar al oficial Stillman gritarle a Toledo que suelte el arma dos veces, pero no hay acción que confirme la existencia del arma. El sindicato policiaco ha justificaco cien por ciento la decisión del policía de disparar al menor.

La alcaldesa Lori Lightfoot dijo que se investigan los hechos y que las imágenes son perturbadoras.

“Esto no es algo que quiera que los niños vean”, dijo.

A pesar de sus esfuerzos, cientos de personas han salido a las calles a protestar por la muerte de Toledo, además de que activistas han pedido la reunica de Lightfoot.

Baltazar Enríquez, presidente del Consejo Comunitario de La Villita, criticó a la Policía por sus acciones en su barrio, que tiene una población de origen mexicano.

“Es una pena que estos policías, en lugar de protegernos, nos estén matando. Así es como tratan al pequeño pueblo, porque somos mexicanos y porque somos morenos”, acusó.