Video: aparatoso choque entre Russell y Bottas a 300 km/h que detuvo el GP de Imola

George Russell y Valtteri Bottas chocaron a mitad del Gran Premio de Imola. El accidente fue tan aparatoso que la carrera tuvo que ser detenida tras la apareción de la bandera roja

Video: aparatoso choque entre Russell y Bottas a 300 km/h que detuvo el GP de Imola
Los pilotos volvieron a los pits mientras la pista fue despejada.
Foto: Mark Thompson / Getty Images

Rápidamente la Fórmula 1 nos dio un candidato al choque del año. A 300 kilómetros por hora, una barbaridad. Así fue el accidente entre George Russell y Valtteri Bottas que ocasionó la bandera roja que detuvo por minutos el Gran Premio de Imola, segunda válida de la temporada.

Fue en la vuelta 31, cerca del ecuador de la carrera (63 vueltas). El británico Russell, de la escudería Williams, tenía claras intenciones de adelantar al finlandés, compañero de Lewis Hamilton en Mercedes. Bottas se cerró y Russell no pudo evitar pasar por la húmeda hierba, que le hizo perder el control del coche. Al ir paralelamente, el accidente era inevitable.

La mejor noticia es que ninguno de los dos pilotos terminó herido. Fue un choque escandaloso, ya que numerosas y pequeñas partes de los monoplazas saltaron a lo largo y ancho de la pista. Por ello, la bandera roja era obligatoria para poder limpiar adecuadamente la superficie y evitar inconvenientes al resto de pilotos.

Ambos involucrados estaban visiblemente molestos tras el incidente: Russell se acercó a decirle algunas palabras a Bottas, quien solo respondió mostrándole el dedo medio. El británico replicó dándole una palmada al casco de su oponente y prosiguió su camino con gestos que denotaban un enfado brutal.

Russell y Bottas dan sus versiones del hecho

Y así como ambos se molestaron por quedarse afuera de la carrera y terminar el fin de semana sin puntos para sus escuderías, también ambos culparon al otro por el choque.

Russell, en su versión, señaló que Valtteri se cerró, obligándolo a pasar por la hierba húmeda. Además, agregó que el finlandés rompió con un pacto de caballeros: “Entre pilotos tenemos este acuerdo de caballeros: a 300 o más kilómetros por hora no te deberías mover. Es una maniobra increíblemente peligrosa, que ha causado consecuencias enormes. Le pregunté si quería matarnos a ambos“.

Por su parte, Bottas aseguró que el movimiento que Russell no tenía ningún sentido: “Él simplemente perdió el control y me pegó. Fue su culpa por completo“.

No hubo penalizaciones por el accidente. Miembros de ambas escuderías y supervisores de la carrera revisaron numerosos ángulos de la situación. Finalmente, la determinación fue la siguiente: incidente de carrera.

No pasó a mayores en ningún aspecto un choque que impresionó por la velocidad con la cual se impactaron los coches. Eso sí, los pilotos perdieron una posibilidad real de sumar puntos, pues cuando ocurrió el incidente se estaban disputando la novena posición.

La oportunidad para reivindicarse la tendrán el próximo 02 de mayo, en el Gran Premio de Portugal.