Cómo identificar los síntomas de un ataque de pánico y sus complicaciones

Un ataque de pánico hace que el paciente pierda el control sobre sí mismo a raíz del miedo intenso que experimenta, incluso cuando puede no haber causa real para ese miedo.

Cómo identificar los síntomas de un ataque de pánico y sus complicaciones
Un ataque de pánico es un episodio repentino de angustia o miedo intenso cuando no existe ningún peligro real o causa aparente.
Foto: Shutterstock

Los ataques de pánico consisten en episodios repentinos de miedo muy elevado y que fomentan reacciones físicas graves por parte del paciente. Muchas veces, no hay una causa real o aparente que dé lugar a un ataque de pánico. En la medida en que la persona sepa reconocer los síntomas de un ataque de pánico, podrá controlar un poco la situación.

Como indica Mayo Clinic, los ataques de pánico no ponen en riesgo la vida del paciente, pero pueden reducir notablemente la calidad de la misma. No obstante, los tratamientos médicos pueden ser bastante eficaces contra ellos.

Características de los ataques de pánico

Los ataques de pánico tienden a comenzar de manera súbita y sin advertencia. Pueden surgir en cualquier momento, indiferentemente de la situación o lugar en que te encuentres, sea en la comodidad de tu hogar o en un espacio público.

Los ataques de pánico no ponen tu vida en riesgo por sí mismos, pero sí son bastante incómodos de experimentar y difíciles de controlar sin ayuda de terceros, por lo que en todos casos los se recomienda acudir a expertos.

ataque de pánico
Un ataque de pánico inicia de manera súbita y puede ocurrir tanto en casa como en un lugar público. Foto: Shutterstock

Muchas son las variantes alrededor de un ataque de pánico, pero ellos suelen alcanzar su pico en cuestión de minutos. Un episodio de ataque de pánico puede reunir algunos de los siguientes síntomas:

  • Sensación inminente de fatalidad o peligro
  • Miedo a perder el control o a la muerte
  • Taquicardia y palpitaciones
  • Sudor
  • Temblores o sacudidas
  • Falta de aliento u opresión en la garganta
  • Escalofríos
  • Sofocos
  • Náuseas
  • Calambres abdominales
  • Dolor en el pecho
  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Sensación de desvanecimiento o desmayo
  • Sentimientos de irrealidad o desconexión

Es bastante probable que la persona que ha experimentado un ataque de pánico se sienta agotada y fatigada al término de éste, lo que puede dificultar o impedir de lleno que realice otras actividades.

Complicaciones

De no tratarse, los ataques de pánico pueden perjudicar casi todos los ámbitos de tu vida, principalmente porque puedes llegar a desarrollar un miedo tan elevado a los ataques de pánico que podrías vivir en un estado de miedo continuo, lo que arruinaría tu calidad de vida.

Los ataques de pánico se pueden relacionar con las siguientes complicaciones:

  • Manifestación de fobias específicas
  • Atención médica continua por preocupaciones de salud y otras enfermedades
  • Rechazo de situaciones laborales
  • Problemas en el hogar, en la escuela o en el trabajo
  • Depresión, trastornos de ansiedad y otros trastornos psiquiátricos
  • Riesgo elevado de suicidio o de pensamientos suicidas
  • Consumo inadecuado de alcohol o de otras sustancias
  • Problemas económicos

Hay personas con ataques de pánico que pueden llegar a desarrollar agorafobia, que consiste en evitar lugares o situaciones que puedan generar ansiedad por miedo a no poder escapar o pedir ayuda en caso de que ocurra un ataque de pánico.

Los ataques de pánico y el trastorno de pánico pueden presentarse con relativa frecuencia en personas con problemas de ansiedad, lo que podría ayudar o dificultar su sanación dependiendo del abordaje que se ponga en práctica.

También te puede interesar:

¿Qué alimentos incrementan la depresión y la ansiedad?

Aprende este ejercicio de respiración para combatir la ansiedad