Comer sal en exceso debilita al sistema inmunológico

La sal es un alimento presente en muchos alimentos que, es bien sabido, puede afectar las funciones cardiovasculares del cuerpo, pero ahora los investigadores han encontrado otros efectos preocupantes del sodio en el organismo

Comer sal en exceso debilita al sistema inmunológico
La sal en exceso afecta la salud cardiovascular y al sistema inmune.
Foto: Unsplash

Comer sal en exceso no sólo afecta las funciones cardiovasculares del organismo, como la presión arterial, sino que también puede debilitar al sistema inmunológico y perjudicar la forma en que las células inmunitarias hacen frente a los patógenos que causan enfermedades.

La presencia de sodio en los alimentos es tan común que a veces resulta difícil calcular la cantidad de sal que consumimos diariamente, pero esta investigación advierte que es necesario ser más cuidadosos con la cantidad de este condimento presente en nuestra alimentación.

Es bien conocido que la sal puede alterar la presión arterial y favorecer la hipertensión, además de fomentar la retención de líquidos e impedir la pérdida de peso, pero un estudio de expertos alemanes ha encontrado que también puede dificultar las funciones del sistema inmunológico y obstaculizar su capacidad para defender al organismo de patógenos e infecciones.

La investigación, publicada en la revista Circulation, encontró que, tres horas después de someter a las células del sistema inmune a altas concentraciones de sal, su metabolismo se altera de tal forma que dichas células consumen menos oxígeno y producen menos trifosfato de adenosina (ATP), que es el combustible con el que las células de todo el cuerpo se alimentan.

El ATP se produce en la mitocondria, que es la parte de la células donde se produce la energía luego de realizar complejos procesos bioquímicos conocidos como “cadena respiratoria” de la célula. Pero el consumo de sal inhibe estos procesos e impide que la cadena respiratoria se lleve a cabo óptimamente.

Además, las altas concentraciones de sodio afectan el funcionamiento de los macrófagos, que son células del sistema inmunológico especializadas en la detección y destrucción de bacterias y otros organismos dañinos que pueden afectar al cuerpo humano. Otras células afectadas son los monocitos, que son un tipo glóbulos blancos del sistema inmune que combate infecciones.

¿Entonces cuánta sal podemos consumir?

Para realizar su pesquisa, entre otros experimentos los investigadores midieron la cantidad de sal presente en la sangre de varios participantes masculinos después de comer pizza de un restaurante italiano, y encontraron que los efectos del alto consumo de sal suele durar un promedio de tres horas. Este hallazgo implica que, afortunadamente, los efectos negativos de un alto consumo de sal pueden ser poco duraderos, por lo que limitar el consumo de sal en los alimentos puede tener muchos beneficios inmediatos.

Los expertos en nutrición recomiendan consumir apenas de cinco a seis gramos de sal diariamente, es decir, el equivalente una cucharadita rasa. Pero mucho cuidado: esta cantidad debe considerar también la cantidad de sal oculta en los alimentos procesados que, generalmente, contienen grandes cantidades de sodio.