8 hábitos cotidianos que pueden causar cáncer al paso de los años, según la ciencia

Algunos tipos comunes de cáncer tienen su origen en nuestro estilo de vida, en lo que comemos e incluso en algunos hábitos que disfrutamos, pero que a la larga pueden comprometer nuestra salud con esta enfermedad

8 hábitos cotidianos que pueden causar cáncer al paso de los años, según la ciencia
Una mala higiene dental también puede contribuir al desarrollo de cáncer.
Foto: Stockking / Freepik

El cáncer es una enfermedad que afecta el funcionamiento de las células del cuerpo y que se ha convertido en una preocupación mundial en la sociedad moderna. Según la ciencia, algunos hábitos cotidianos pueden causar cáncer al paso de los años, por lo que cambiar nuestro estilo de vida puede ayudarnos a mantener una vida saludable.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, en 2020 se diagnosticaron más de 1.8 millones de casos nuevos de cáncer y más de 600,000 personas murieron a causa de esta enfermedad. Varios reportes científicos han encontrado vínculos entre algunos aspectos de este padecimiento y nuestro estilo de vida.

Comer mucha azúcar y alimentos procesados

Especialmente el azúcar agregada en los alimentos que consumimos todos los días puede, a la larga, aumentar el riesgo de desarrollar cáncer. Consumir azúcar en exceso y alimentos procesados eleva los niveles de inflamación general del cuerpo. “El consumo de alimentos procesados ​​causa inflamación, uno de los principales contribuyentes de cáncer, y estos alimentos también carecen de micronutrientes clave (vitaminas y minerales esenciales) de los que depende nuestro cuerpo para deshacerse de las toxinas dañinas”, explicó la doctora Yeral Patel a Eat This, Not That!

La carne procesada

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer incluyó en su clasificación de cancerígenos a la carne procesada desde el año 2015. Consumir sólo 1.8 onzas al día de carne procesada incrementa el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal en un 18 por ciento. Las salchichas, el jamón, los fiambres, el pepperoni y el salami son algunas de las carnes procesadas que se consideran nocivas para la salud.

Usar productos con parabenos

Los parabenos son conservadores químicos utilizados comúnmente en productos de higiene personal y cosméticos que, según un estudio del Journal of Applied Toxicology, pueden absorberse por la piel y favorecer la aparición de cáncer como el de mama.

No lavarse los dientes

Un estudio de 2018 publicado en el Journal of the National Cancer Institute reveló que la periodontitis o enfermedad de las encías puede contribuir a la distribución de bacterias dañinas en el cuerpo, lo que puede condicionar a la aparición de cáncer colorrectal y de pulmón.

Exponerse al sol sin protección

El melanoma es el cáncer de piel más mortal y uno de los más comunes en Estados Unidos. Exponerse al sol sin aplicarse un filtro solar con protección para rayos ultravioleta puede triplicar el riesgo de sufrir esta enfermedad.

Usar talco en polvo

Aplicar talco a los bebés en el área genital es una mala decisión. Según una investigación publicada en la revista Epidemiology, esta práctica aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de ovario en las niñas en un 33 por ciento.

Trabajar de noche

Especialmente para las mujeres, trabajar de noche incrementa el riesgo de desarrollar cáncer en un 19 por ciento, según una investigación publicada en la revista Cancer Biomarkers and Prevention. Los expertos señalan que la razón puede estar en la interrupción de la producción de melatonina, una hormona que produce el sueño y tiene un efecto protector contra el cáncer.

Fumar

No hay duda de que el tabaquismo condiciona la aparición de cáncer de pulmón y otros tipos de esta enfermedad, como cáncer de bronquios, boca y garganta. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de tabaco es el mayor factor evitable de riesgo de muerte de cáncer, pues los cigarrillos contienen unas 7,000 sustancias químicas, y al menos 70 de ellas son cancerígenas.