Alerta: sólo 37% de los hispanos adultos se ha vacunado al menos una vez de coronavirus en Nueva York

Los esfuerzos de inmunización "se han enfrentado a obstáculos en algunos vecindarios de inmigrantes"

Alerta: sólo 37% de los hispanos adultos se ha vacunado al menos una vez de coronavirus en Nueva York
El proceso se ha simplificado.
Foto: AFP / Getty Images

Mientras la gobernación y la alcaldía de Nueva York apuntan a una total reapertura económica post pandemia, hay un punto importante de alerta: el ritmo de vacunación contra el coronavirus ha ido disminuyendo y no porque ya todos estén inmunizados.

Hasta ayer, alrededor del 55% de los neoyorquinos adultos habían recibido al menos su primera dosis (la única, en el caso de J&J) y el 41% de ellos ya estaban completamente vacunados, según datos de la ciudad. Pero en las últimas semanas, el número de dosis diarias administradas ha caído de más de 100,000 a menos de 40,000.

Las grandes disparidades también han persistido para los neoyorquinos negros y latinos, aunque no es necesario tener documentos migratorios ni seguro médico para ser vacunado. Los asiáticos adultos se han convertido en el grupo demográfico más inmunizado de la ciudad: 68% de ese grupo (superando las 680,000 personas) ha recibido al menos una dosis. En segundo lugar se ubican los neoyorquinos blancos, con 49%. 

“Las cifras pueden reflejar el arduo trabajo de las organizaciones comunitarias, que han asumido gran parte del alcance”, destacó The New York Times. En paralelo, “los esfuerzos de vacunación se han enfrentado a obstáculos en algunos vecindarios de inmigrantes, y los expertos temen que los datos oculten las disparidades cada vez mayores entre comunidades específicas”. Así, los neoyorquinos negros y latinos también aquí se han quedado atrás: solo 30 y 37% de sus adultos, respectivamente, han recibido al menos una dosis.

De manera similar, Brooklyn y El Bronx informan tasas de vacunación más bajas que Manhattan. En un código postal que incluye Canarsie, por ejemplo, 35% de los adultos han recibido al menos una vacuna. Mientras en algunas áreas del Upper West Side y Hell’s Kitchen, el total supera el 75%.

En un esfuerzo por revitalizar el ritmo de inmunización, los sitios de vacunas contra el coronavirus administrados por la ciudad y el estado han comenzado a permitir que las personas mayores de 16 años ingresen para recibir su primera dosis sin una cita.

La ciudad también comenzó a usar autobuses el mes pasado para distribuir dosis a los neoyorquinos sin hogar y otros sectores. Y los funcionarios han seguido solicitando la ayuda de organizaciones comunitarias y han intentado llegar directamente a las personas no vacunadas, facilitando cada vez más un proceso que al principio estuvo marcado por complicaciones y desinformación.