Autopsia a Keishla Rodríguez en Puerto Rico apunta a que Félix Verdejo le habría inyectado heroína y fentanilo

Según un reporte del periódico El Vocero, la joven de 27 años que se encontraba embarazada del boxeador aún estaba viva cuando fue lanzada por el puente Teodoro Moscoso hacia la laguna San José; el informe de los resultados forenses coinciden con el testimonio de un testigo colaborador en el caso que llevan las autoridades federales en Puerto Rico

Autopsia a Keishla Rodríguez en Puerto Rico apunta a que Félix Verdejo le habría inyectado heroína y fentanilo
El puente Teodoro Moscoso en la zona metropolitana de San Juan, Puerto Rico, desde donde fue lanzado el cuerpo aún con vida de Keishla Rodríguez Ortiz.
Foto: RICARDO ARDUENGO / AFP / Getty Images

Los resultados de la autopsia realizada en Puerto Rico al cuerpo de la joven Keishla Marlen Rodríguez Ortiz revelaron que la embarazada murió por asfixia de inmersión tras ser lanzada por el puente Teodoro Moscoso, supuestamente por el boxeador Félix Verdejo y un compinche el pasado 29 de abril.

Fuentes cercanas a la investigación aseguraron al periódico El Vocero que los hallazgos de la autopsia practicada por la patóloga del Instituto de Ciencias Forenses, Rosa Rodríguez, al cadáver de Rodríguez Ortiz, de 27 años, revelaron además que la mandíbula de la víctima estaba fracturada, que presentaba otro golpe contundente en la nariz y que había sido inyectada con una mezcla de heroína y fentanilo, un opioide sintético entre 50 y 100 veces más potente que la morfina.

La información confirma las versiones de que, cuando Keishla fue lanzada con bloques desde el puente hacia la laguna San José en la zona metropolitana de Puerto Rico, esta se encontraba viva aunque inconsciente. La joven murió por asfixia tras caer al agua.

Oficialmente, el Instituto de Ciencias Forenses (ICF) no ha divulgado los resultados de las pruebas. Sin embargo, las autoridades habrían adelantado la información al periodista de temas policiales Miguel Rivera Puig.

Los resultados coinciden con las declaraciones que un testigo colaborador, que no ha sido identificado, suministró a las autoridades federales que presentaron una denuncia criminal contra Verdejo bajo cargos de secuestro que resultó en muerte, “carjacking” que resultó en muerte y muerte de un bebé sin nacer. Keishla, que mantenía una relación sentimental con Verdejo supuestamente tenía un mes de embarazo.

El testigo que coopera con los federales en Puerto Rico dijo que Verdejo citó a Keishla la mañana del jueves pasado. Keishla le había dicho a su madre que se encontraría con Verdejo para mostrarle la prueba de sangre positiva de embarazo. Al llegar al punto de encuentro en la zona metropolitana, según la confesión la joven entró en la guagua Dodge Durango de Verdejo.

Fue ahí que éste le propinó varios golpes en la cara, que se presume fueron la causa de la fractura en la mandíbula y en la nariz.

Cuando la víctima perdió el conocimiento, se le inyectó una jeringuilla llena de llena de sustancias compradas en un punto de drogas en el residencial Llorens Torres.

“Luego de una conversación entre Verdejo y la víctima en el carro de Verdejo, Verdejo golpeó a la víctima en el rostro, y ella fue inyectada con una jeringa llena de sustancias compradas en un punto de drogas en el residencial Llorens Torres. Verdejo y el testigo luego amarraron a la víctima de pies y manos con un cable. A la víctima se le ató un bloque de cemento. El testigo tomó las llaves de la víctima y condujo el auto de esta que estaba cerca”, lee la denuncia de las autoridades federales que cita el testimonio del colaborador.

“Verdejo y el testigo condujeron los dos vehículos hasta el puente Teodoro Moscoso que se extiende por la laguna San José, entre San Juan y Carolina”, continúa el documento. “Verdejo y el testigo condujeron hasta el puente donde la víctima fue removida del auto y lanzada por un lado del puente hacia el agua. Verdejo le disparó a la víctima desde el puente con una pistola. El auto de la víctima fue luego abandonado”.

El reporte de El Vocero además precisa que aunque Verdejo le disparó en dos ocasiones al cuerpo mientras se precipitaba al agua, los disparos no alcanzaron a la víctima.

El informe también especifica que la persona que está cooperando acudió a una cita con un oficial de probatoria en el edificio federal en la calle Chardón, en Hato Rey, para dar su versión.

El testigo dijo desconocer quién o quiénes llevaron el vehículo Kia Forte de Keishla, que estaba estacionado en las inmediaciones de las instalaciones deportivas Rebekah Colberg, en Hato Rey, hasta el sector Pueblo Indio, en Canóvanas, donde fue hallado al día siguiente.

Te puede interesar: