“Dar a los clientes lo que quieran”: Paul Van Doren, cofundador de Vans, fallece a los 90 años después de publicar sus memorias

El éxito de Van Doren permitió a los consumidores diseñar sus propios modelos de zapatillas Vans que se han convertido en un elemento esencial de la cultura de los skaters

“Dar a los clientes lo que quieran”: Paul Van Doren, cofundador de Vans, fallece a los 90 años después de publicar sus memorias
Paul Van Doren convirtió a Vans en una empresa familiar de calzado a una marca reconocida en el mundo.
Foto: Pablo Cuadra / Getty Images

Paul Van Doren, que ayudó a convertir una tienda de zapatos en Anaheim en el imperio Vans, falleció a los 90 años, así lo anunció la compañía a través de redes sociales.

“Con mucho dolor, Vans anuncia el fallecimiento de nuestro cofundador, Paul Van Doren”, escribió en Twitter la empresa.

Paul no era sólo un empresario; era un innovador. Enviamos nuestro amor y fuerza a la familia Van Doren y a los innumerables miembros de la Familia Vans que han dado vida al legado de Paul.”

Junto a su hermano y varios socios, Van Doren abrió su primer local de Van Doren Rubber Co. en 1966 en Anaheim. El día de la apertura vendió 16 de los 18 pares de zapatos que eran fabricados por encargo.

“La primera persona me dio un billete de $5 dólares; un par de zapatos costaba $2.49 dólares”, dijo Van Doren el mes pasado a Los Angeles Magazine tras publicar “Authentic: A Memoir by the Founder of Vans”.

Con el paso del tiempo los zapatos y la ropa Vans se convirtieron en un elemento esencial de la cultura de los skaters en los años 70. Al final de esa década la empresa ya tenía más de 70 tiendas en California y enviaba los pares de zapatos a todo Estados Unidos.

El impulso de Van en la pantalla grande

Vans, que tiene su sede en Costa Mesa, California, recibió un impulso en 1982 cuando Sean Penn portó un par de Vans con un diseño de tablero de ajedrez en la película “Fast Times at Ridgemont High”.

Sin embargo, Van Doren y su socio Gordy Lee vendieron la empresa en 1988 a una firma bancaria por $74 millones de dólares. En 2004 la compañía VF compró Vans por casi $400 millones de dólares. La financiera continúa siendo la propietaria de la marca.

Relacionado: Se disparan las ventas de Crocs e incluso el músico Questlove usó un par dorado en los Oscar

El éxito de Van Doren surgió al permitir a los consumidores adquirir zapatos personalizados, amplió la base de clientes al permitir que se vendieran varios diseños en todas partes, desde tiendas de surf hasta en los grandes almacenes.

Van Doren escribió en su libro “Authentic” que “la clave del éxito es dar a los clientes lo que quieran”.

Te podrá interesar: