Cómo funciona la Dieta de La Zona para adelgazar

La Zona es un estado fisiológico medible en el que la persona puede afrontar mejor la inflamación inducida por la dieta. Esta inflamación es la causante de envejecimiento, enfermedades y exceso de peso

Cómo funciona la Dieta de La Zona para adelgazar
A través de la alimentación, podemos llegar a este estado de salud ideal llamado La Zona
Foto: Shutterstock

La dieta de La Zona se enfoca en La Zona, un estado fisiológico real que se puede medir mediante pruebas clínicas. La Zona es un estado en que el cuerpo ha optimizado su capacidad de resolución y su capacidad de controlar la inflamación inducida por la dieta.

Esta inflamación es la causa de que subas de peso, de que te enfermes, y contribuye también al envejecimiento. Controlarla a partir de la Dieta de La Zona es un esfuerzo de por vida, lo que requiere de mucho compromiso de nuestra parte.

La dieta de La Zona es un régimen de alimentación relativamente complejo y que requiere un conocimiento profundo sobre lo que comemos y en qué cantidad lo hacemos para así llegar a La Zona y experimentar de primera mano los beneficios de ello.

¿Cómo funciona la dieta de La Zona?

En la dieta de La Zona debemos buscar el equilibrio entre 3 macronutrientes: proteína, carbohidratos, y grasa.

En el caso de la proteína, tiene que ocupar 1/3 de nuestro plato de comida, y debe tener el grosor de la palma de nuestra mano. Es recomendable alimentarnos con claras de huevo, carne de res magra sin grasa y lácteos bajos en grasa.

Los carbohidratos tienen que ocupar 2/3 del plato de comida, y deberían absorberse mediante vegetales y algo de fruta. No obstante, es recomendable evitar aquellas frutas y vegetales con un contenido elevado de azúcar o de almidón. También vale incluir leguminosas.

dieta de la zona
Con esta dieta podremos evitar la inflamación, bajar de peso y retardar el envejecimiento. Foto: Shutterstock

Por último, hemos de agregar un poco de grasa monoinsaturada, preferiblemente mediante los aguacates, aceite de oliva, nueces y almendras.

¿Cómo saber si estás en La Zona?

Existen tres marcadores clínicos que establecen si estás o no en La Zona. Si todos ellos están dentro de sus valores ideales, estás en La Zona. Si no es así, no lo estás.

El primero de ellos es el TG/HDL, que indica la resistencia de la insulina en el hígado.  Su valor ideal es <1, y se revisa a partir del perfil de lípidos.

El segundo marcador clínico atiende los niveles de inflamación inducidos por la dieta, y se denomina AA/EPA. Su valor ideal está en el intervalo entre 1,5 y 3.

El último marcador clínico es HbA1c, y atiende los niveles de estrés oxidativo mediante AGE. Su valor ideal está entre 4,9 y 5,1, y se revisa a partir de la hemoglobina glicolisada en la sangre.

¿Qué ocurre al estar en La Zona?

Una persona que esté en La Zona tendrá una respuesta de resolución optimizada y estará capacitada para afrontar la inflamación inducida por la dieta para que se ajuste a los parámetros establecidos por La Zona.

Según los datos planteados arriba, menos del 1% de la población estadounidense se encuentra en La Zona, lo que habla de la enorme dificultad que entraña contar con el nivel de optimización asociado a este estado.

También te puede interesar:

Palitos crujientes de zanahoria: el mejor snack para incluir en tu dieta

12 alimentos que puedes sumar a la dieta keto