La maestra que dio tablazos a una niña hispana no cometió delito; la madre pidió la golpiza

Los investigadores hicieron un sorprendente hallazgo y resultó que todo fue ordenado por la madre inmigrante

La maestra que dio tablazos a una niña hispana no cometió delito; la madre pidió la golpiza
VIDEO: Niña de 6 años es golpeada con tabla por directora de escuela de Florida
Foto: Captura de video DavidBegnaud/ / Cortesía

Hace más de una semana las imágenes de una directora de una escuela de Florida golpeando salvajemente a una niña de seis años con una tabla, indignaron a toda la comunidad.

Ahora, la historia ha sorprendido a propios y extraños, pues los fiscales que investigaron el caso no encontraron que la maestra haya cometido delito alguno.

Melissa Carter golpeó con inusitada violencia a la pequeña ante los ojos de su madre. El pretexto era que la niña había dañado una computadora y el monto ascendía a $50 dólares.

“Comportándote y cuidando las cosas, no sigues estropeando las cosas”, le dicen tras la paliza, ocurrida el pasado 13 de abril.

Las autoridades deslindaron de responsabilidad a Carter porque encontraron que fue la propia madre de la mejor, la que había pedido el castigo corporal para su hija.

Este hallazgo es por demás sorprendente, pues la mamá había declarado a WINK News que la llevaron con engaños, pues ella no habla bien inglés, al salón donde todo sucedió y ella grabó el episodio para poder denunciar posteriormente.

“Con el odio que le dio a mi hija, fue un odio con el que yo nunca le había dado. Realmente fue mucho odio”, dijo a WINK News, las madre de familia, que prefirió conservar el anonimato.

Ella se asesoró con un abogado y emprendió acciones legales, pero ahora se sabe que todo era un engaño.

“Si yo lo hubiera hecho con mi propia mano, a mí me hubiera ido mal. Yo estaría en la cárcel”, expresó la mujer, que supuestamente no hizo nada en ese momento por temor a que su estatus migratorio le generara problemas.

La hispana entró a un cuarto y logró gravar la agresión con su teléfono celular escondido entre su bolsa.

“Ya la tenían ahí (en el cuarto), la directora empezó a gritar”, recordó la mujer que es inmigrante indocumentada.

“‘No hay cámaras, ¿qué estamos haciendo aquí mi hija y yo, cómo compruebo?’”, se preguntó antes de que se desencadenara el episodio de violencia.

“Yo sacrifiqué a mi hija para que todos los padres vean lo que están haciendo en esta escuela”, dijo en su momento la hispana.

Telemundo informó de la determinación de los fiscales. No está claro si la madre tendrá que presentarse a declarar por haber hecho supuestas acusaciones falsas. En Florida, algunos distritos escolares permiten el castigo corporal, pero el condado de Hendry, donde ocurrió el incidente, no es uno de ellos.

Sigue leyendo: Era callado y presumía armas en Facebook: él es el hispano que mató a toda la familia de su novia