Cuarto cheque de estímulo: más de 2 millones de personas firman una petición para que el Congreso apruebe la entrega de cheques recurrentes de $2,000 dólares

Un cheque de estímulo recurrente buscaría ser una herramienta que sería enviado de manera automática cuando la tasa de desempleo se dispare y entregados con cantidades de por lo menos $1,000 dólares mensuales

Cuarto cheque de estímulo: más de 2 millones de personas firman una petición para que el Congreso apruebe la entrega de cheques recurrentes de $2,000 dólares
La última vez que el gobierno de Estados Unidos envió un cheque de estímulo a los ciudadanos fue durante la recesión de 2008.
Foto: Jeff Fusco / Getty Images

Como una forma de protegerse de futuras recesiones los senadores y la Casa Blanca están considerando la posibilidad de establecer una herramienta que distribuya un cheque de estímulo de manera automática para la próxima vez que la economía entre en una nueva recesión.

Una petición que fue iniciada el año pasado en la página web de la organización Change.org propone entregar pagos mensuales de hasta $2,000 dólares a las familias estadounidenses. La petición ha recaudado más de 2 millones de firmas.

El martes pasado 50 integrantes de la Comisión de Finanzas del Senado recibieron una notificación sobre la posibilidad de utilizar nuevos estabilizadores automáticos que podrían emitir pagos por desempleo ampliados y cheques de estímulo por parte de la organización Proyecto de Seguridad Económica. También han mantenido conversaciones con la administración Biden con el objetivo que el proyecto pueda ser incluido en el proyecto final del American Families Plan que busca impulsar a las familias con ingresos bajos y medios que han sido afectadas por la pandemia de coronavirus.

Los llamados estabilizadores automáticos suelen estar vinculados a la tasa de desempleo y cuando son activados emiten pagos ampliados o específicos a la población en función del estado que vive la tasa de paro, según explicó a la revista Newsweek, Adam Ruben, director del Proyecto de Seguridad Económica.

Relacionado: ¿Cuarto cheque de estímulo o más trabajo? Biden remarcó la necesidad de fortalecer el mercado laboral de Estados Unidos

Cuando el desempleo enfrenta una tasa muy alta, como sucedió en marzo de 2020 cuando la economía estadounidense cerró debido a la COVID-19, los pagos serían enviados a diferentes grupos de personas de manera automática. Cuando la tasa disminuye la emisión de cheques sería concentrada en los grupos de clase trabajadora con ingresos más bajos y medios. Estos pagos permitirían que la economía estadounidense pueda contar con una medida que permita mantener un costo más bajo y reaccionar de manera más rápida en caso de una crisis económica en lugar de esperar la aprobación del Congreso.

Los pagos emitidos por el mecanismo de estabilización de ayuda económica debería de ser recurrentes y contar con fondos de por lo menos $1,000 dólares. Según la organización la clave de la medida sería la frecuencia en que los cheques de estímulo sean emitidos.

Por lo menos 21 senadores demócratas estaban de acuerdo con la medida y enviaron una carta al presidente Joe Biden expresando su apoyo. La Casa Blanca ha respaldado la idea de utilizar los estabilizadores automáticos para el caso del seguro de desempleo. La vicepresidenta Kamala Harris apoyó la idea de emitir pagos recurrentes cuando aún era senadora.

Relacionado: La presión por un cuarto cheque de estímulo aumenta en el Congreso mientras 1 de cada 4 trabajadores planea dejar su empleo actual

Aún no está claro si los estabilizadores automáticos puedan convertirse en ley aunque obtengan la aprobación de la Casa Blanca. El camino más probable para que la media fuera incluida en la legislación es a través de la herramienta de reconciliación presupuestaria como fue aprobada en marzo la Ley del Paquete de Estímulo de $1.9 billones de dólares. Esto significa que para aprobar la medida los demócratas podrían aprobar la legislación con una mayoría simple de 51 votos y no depender de 60 sufragios que son necesarios para que la ley avance en el Senado.

En caso de no utilizar la herramienta de la reconciliación, los demócratas necesitarían el apoyo de al menos 10 legisladores republicanos, una labor titánica que el presidente Biden ha insistido desde su campaña electoral en la necesidad de trabajar con apoyo de ambos grupos políticos.

Te podrá interesar: