La Cámara de Representantes aprueba el proyecto de ley que incluye un tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares y ahora lo envía al Senado

Los demócratas de ambas cámaras pretenden que la legislación sea aprobada y llegue a la mesa del presidente Joe Biden antes del 14 de marzo, fecha en la que expiran los programas de ayuda al desempleo

La Cámara de Representantes aprueba el proyecto de ley que incluye un tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares y ahora lo envía al Senado
Las familias podrían recibir hasta $3,600 dólares por hijo durante un año.
Foto: ADEK BERRY / AFP / Getty Images

La Cámara de Representantes aprobó a primera hora de este sábado el proyecto de ley de ayuda contra el coronavirus que contempla $1.9 billones de dólares y un tercer cheque de estímulo de $1,400 dólares. La propuesta ha sido enviada al Senado, mientras los demócratas se apresuran a aprobar más ayuda antes de que expiren los programas de desempleo.

Se trata de la primera gran iniciativa legislativa del presidente Joe Biden. Ahora los senadores considerarán el plan de asistencia para la pandemia la próxima semana. Los legisladores ofrecerán modificaciones y es probable que la Cámara apruebe una versión diferente del proyecto de ley, lo que significa que la Cámara tendría que aprobar el plan del Senado o las cámaras tendrían que elaborar una propuesta final a través de un comité.

Los demócratas cuentan con una estrecha mayoría en la Cámara de Representantes y en el Senado por lo que han optado por aprobar la legislación a través de la herramienta de reconciliación presupuestaria en lugar de negociar un paquete de ayuda más pequeño con los republicanos. Este proceso permitirá aprobar un proyecto de ley con una mayoría simple en el Senado.

¿Qué incluye el plan de ayuda de la Cámara de Representantes?

  • Un pago de $1,400 dólares para la mayoría de las personas, junto con la misma cantidad para cada dependiente.
  • Un suplemento por desempleo de $400 dólares hasta la semana del 29 de agosto, junto con una ampliación de los programas.
  • Ampliación de la desgravación fiscal por hijos para que las familias puedan recibir hasta $3,600 dólares por hijo en un año.
  • $20,000 millones de dólares para la distribución de vacunas contra el virus COVID-19 y $50,000 millones de dólares para la realización de pruebas y rastreos
  • $350,000 millones de dólares en ayudas a los gobiernos estatales, locales y tribales.
  • $25,000 millones de dólares en ayudas para cubrir el pago de los alquileres.
  • $170,000 millones de dólares para la educación y para cubrir los costos de reapertura.
  • El proyecto incluye un salario mínimo federal de $15 dólares por hora, y el el Senado no permitirá aprobar el proyecto de ley de reconciliación.

Relacionado: ¿Cuáles son los requisitos básicos para obtener un tercer cheque de estímulo?

Los demócratas han calificado el proyecto de ley como necesario ya que ayudaría a acelerar el proceso de vacunación y sostener los hogares cuando aproximadamente más de 14 millones de personas están recibiendo prestaciones por desempleo.

Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes, dijo el viernes por la noche que “no descansaremos hasta aprobar el salario mínimo de 15 dólares”.

Por su parte los republicanos cuestionaron la necesidad de una propuesta tan amplia, criticando el alcance de los pagos directos, las ayudas a los gobiernos estatales y locales y la financiación de las escuelas.

Kevin McCarthy, republicano y líder de la minoría de la Cámara de Representantes dijo que la legislación que “no es un proyecto de ley de alivio” y “no cumple con las familias estadounidenses.”

¿Qué pasará?

Los demócratas del Senado se enfrentan a más desafíos para aprobar la legislación que la Cámara de Representantes. Aunque el partido puede aprobar el proyecto por sí solo, necesitará que todos los demócratas lo apoyen en el Senado, que está dividido en un 50%.

Los demócratas también tienen que decidir cómo proceder con la política de salario mínimo sin perder ningún apoyo. Después que el Senado dictaminó que el proyecto de ley no podía incluir una propuesta de salario mínimo federal de $15 dólares en virtud de las normas de reconciliación.

La vicepresidenta Kamala Harris también parece decidida a no intentar anular a la parlamentaria Elizabeth MacDonough, ya que de ella dependerá el avance de la norma impulsada bajo la herramienta de Reconciliación de Presupuesto.

Pelosi dijo el viernes que cree que la Cámara de Representantes aprobará el proyecto de ley de alivio si vuelve del Senado incluso sin un aumento del salario mínimo. Pelosi afirmó en una conferencia de prensa que los demócratas intentarán aprobar el aumento salarial a través de un plan separado en caso de ser necesario.

Te podrá interesar: