Inflación se acelera en abril, mientras el índice de precios al consumidor aumenta un 4.2%

El índice de Precios al Consumidor (CPI), que mide los costos de bienes básicos, así como los costos de energía y vivienda subió un 4.2% en comparación con el año anterior

El aumento de la tasa del CPI general anual fue el más rápido que se haya registrado desde septiembre de 2008.
El aumento de la tasa del CPI general anual fue el más rápido que se haya registrado desde septiembre de 2008.
Foto: Foto-Rabe / Pixabay

A medida que la recuperación económica del país se recupera, la inflación en el mes de abril se aceleró alcanzando su ritmo más rápido en más de 12 años, de acuerdo con información del Departamento del Trabajo. Y es que el índice de Precios al Consumidor (CPI, por sus siglas en inglés), que mide los costos de bienes básicos, así como los costos de energía y vivienda subió un 4.2% en comparación con el año anterior.

Cabe señalar que una encuesta de Dow Jones pronosticaba que este aumento sería de solo el 3.6%, de acuerdo con CNBC.

Excluyendo los precios inestables de los alimentos y la energía, el CPI aumentó un 3% respecto al mismo período de 2020 y un 0.9% mensual. Los pronósticos que se tenían respectivamente eran de solo el 2.3% y 0.3%.

El aumento de la tasa del CPI general anual fue el más rápido que se haya registrado desde septiembre de 2008, mientras que el aumento mensual de la inflación fue el mayor desde 1981.

Los precios de la energía en general aumentaron un 25% respecto al año anterior, incluido un aumento del 49.6% para la gasolina y del 37.3% para el combustóleo. Eso ocurrió a pesar de que la mayoría de las categorías de energía experimentaron una disminución en abril.

Los precios en el surtidor de gasolina, que cayeron un 1.4% en abril, han reanudado su escalada en mayo, con el promedio nacional alcanzando los $3 dólares el galón por primera vez desde noviembre de 2014. Y es probable que aumente más debido al ciberataque del viernes que cerró la línea de transmisión principal de Colonial Pipeline desde Houston a Nueva Jersey.

Por otro lado, los precios de los automóviles y camionetas usadas –que se consideran un indicador clave de la inflación– aumentaron un 21%, incluido un aumento del 10% que ocurrió tan solo en abril. La vivienda, otro componente clave del CPI, subió un 2.1% interanual y un 0.4% mensual.

Cabe señalar que la pandemia de COVID-19 provocó un cierre generalizado de los negocios en EE.UU. y las comparaciones año tras año se distorsionarán durante unos meses debido al impacto de la pandemia.

Por esa razón, los legisladores de la Reserva Federal y muchos economistas están descartando los números que se están dando actualmente y más bien los están considerando solo como transitorios, con la expectativa de que la inflación se estabilice a finales de este año en torno al rango del 2% previsto por el banco central.

–También te puede interesar: Programa de emergencia del gobierno federal ofrece $50 de descuento en servicio de internet a familias necesitadas