Más de mil gasolineras se quedan sin combustible por compras de emergencia tras ciberataque a Colonial Pipeline

Como era de esperarse el ciberataque a Colonial Pipeline provocó compras de pánico que han dejado más de 1,000 gasolineras sin combustible; en Virginia, Florida, Carolina del Norte y Georgia se registraron largas filas de automovilistas

Autoridades señalan que combustible sí hay y los están llevando a los lugares que lo reuieren, por lo que piden evitar compras de pánico.
Autoridades señalan que combustible sí hay y los están llevando a los lugares que lo reuieren, por lo que piden evitar compras de pánico.
Foto: Megan Varner / Getty Images

Luego de que el viernes Colonial Pipeline sufriera un ciberataque, se esperaba que los estadounidenses pudieran entrar en pánico y realizar compras de emergencia y así sucedió, ya que se trata del gasoducto de combustible más grande de los EE. UU., que entrega alrededor del 45% de lo que se consume en la costa este.

Ayer más de 1,000 estaciones de servicio informaron que se habían quedado sin combustible, tras cinco días de cierre del importante oleoducto.

Ante esta situación la Agencia de Protección Ambiental suspendió restricciones para acelerar la entrega de combustible mientras las autoridades aseguraban al público que no había motivo de alarma y que se tomarán todas las medidas para garantizar el abasto.

Aunque una gran parte del gasoducto reanudó sus operaciones manualmente el lunes por la noche, Colonial prevé reiniciar la mayoría de sus actividades para el fin de semana, dijo la secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer Granholm.

Sin embargo y a pesar de los anuncios de las autoridades, este martes por la noche se registraron largas filas de automovilistas en estaciones de servicio de Virginia, Florida, Carolina del Norte y Georgia.

El Servicio de Información de Precios del Petróleo de S&P estimó que el número de gasolineras que registraron escasez fue de más de 1,000 estaciones.

De acuerdo con información publicada por Fox Business, en Carolina del Norte alrededor de 459 estaciones estaban fuera de servicio.

En Florida se reportó que también hubo sobredemanda y que en algunas estaciones de servicio se quedaron sin energéticos.

En Virginia, 300 de las casi 3,900 estaciones de servicio del estado, informaron también que se les agotó el combustible. La terminal de Citgo en Fairfax, Virginia, se quedó sin gasolina premium reformulada, y su terminal de Richmond, Virginia, se quedó sin plomo regular.

En Atlanta algunas estaciones del área metropolitana se quedaron sin gasolina el lunes y martes. Mientras que en Georgia, 384 de las aproximadamente 6,400 estaciones quedaron sin suministros.

Ante la situación no faltó quien se vio tentado a incrementar los precios de la gasolina, pero la secretaria de Energía advirtió a los propietarios de estaciones de servicio que no se tolerará ningún incremento que represente un abuso a los consumidores.

Tom Kloza, analista de S&P, explicó que gran parte de la escasez ocurre porque las gasolineras están “vendiendo tres o cuatro veces más gasolina de lo que normalmente venden en un día determinado, porque la gente entra en pánico”.

Granholm advirtió que los consumidores podrán resentir la situación hasta el fin de semana porque se requieren algunos días para acelerar las operaciones del gasoducto, pero recalcó que no hay razón para acumular gasolina porque combustible sí hay, solo es necesario llevarlo a los lugares correctos y se están tomando todas las medidas para que así sea.

Con información de Fox Business y Associated Press

También te puede interesar:

Por qué a unos días de concluir la fecha límite de la declaración de impuestos el IRS está retrasando los reembolsos a millones de personas

Cuarto cheque de estímulo: más de 2 millones de personas firman una petición para que el Congreso apruebe la entrega de cheques recurrentes de $2,000 dólares

El precio del galón de gasolina se dispara hasta en $3 dólares después del ciberataque al oleoducto operado por Colonial Pipeline