Cuenta en Instagram que pide “Justicia para Keishla” muestra fotos inéditas de la joven en vida en Puerto Rico

A Keishla Rodríguez le gustaba bailar y salir a pasear con su hermana, su padre y su sobrino; así disfrutaba la vida la joven antes de que, presuntamente, el boxeador Félix Verdejo se la arrebatara

Cuenta en Instagram que pide “Justicia para Keishla” muestra fotos inéditas de la joven en vida en Puerto Rico
Los padres de Keishla Rodriguez, Keila Ortiz y José Rodríguez en una conferencia de prensa desde la funeraria Ehret.
Foto: RICARDO ARDUENGO / AFP / Getty Images

En vida, la joven Keishla Rodríguez Ortiz, presuntamente asesinada por el boxeador Félix Verdejo en Puerto Rico, no tenía cuentas en redes sociales.

La propia hermana de Keishla, Bereliz Nichole, reveló la información a medios en la isla.

Según el relato de la joven a Telenoticias, los celos de Verdejo, con quien la víctima mantenía una relación sentimental, habían llevado a Keishla a evitar exponerse en el ciberespacio.

“Celoso, mi hermana no tenía redes sociales. Mi hermana tenía WhatsApp…”, declaró la hermana para sugerir que el hoy acusado por la muerte de Keishla se lo impedía.

“Cuando yo subía alguna foto de mi hermana, conmigo o algo, que mi hermana saliera bonita, él le decía, ‘ay dile a tu hermana que deje de subir fotos tuyas’”, recordó Bereliz Nichole quien está casada con un primo de Verdejo.

Paradójicamente, tras el asesinato de la joven de 27 años y el revuelo que desató el caso dentro y fuera de la isla, la imagen de Rodríguez Ortiz se ha popularizado a través de cuentas en redes como Instagram que incluso destacan fotos inéditas de la muchacha en vida.

Los perfiles muestran decenas de fotos y videos de Keishla en compañía de su padre, hermana, sobrino y amigos.

Una de las cuentas fue nombrada “justiciaparakeishlaa”.

No está claro quién o quiénes administran el contenido en la página, pero el espacio incluye historias de momentos íntimos de Keishla con sus seres queridos, y en fechas especiales.

Los usuarios pueden ver, por ejemplo, a Keishla vestida de Santa y bailando con una amplia sonrisa.

También, se aprecia a Keishla disfrutando de un pasadía en “El sofá blanco”, del Río Caonillas, en el municipio de Utuado.

En varias de las imágenes, se ve a Keishla y a su hermana junto a su padre, José Rodríguez.

Una foto del cumpleaños número 27 de la joven también destaca entre las instantáneas.

También una imagen de un mural en el residencial Villa Esperanza hace honor a la muchacha y al bebé que llevaba en su vientre.

“Descansa en paz, Keishla y bebé. Ni una más, ni una menos”, lee el diseño urbano que representa a la víctima como un ángel cargando en sus brazos a un niño.

Verdejo habría citado a Keishla para hablar del embarazo

Keishla fue asesinada el pasado 29 de abril en un área de la zona metropolitana no muy lejos de su apartamento en San Juan, a donde supuestamente fue citada por Verdejo para mostrarle la prueba de sangre que confirmaba que estaba embarazada del púgil.

Sin embargo, la joven nunca regresó a su trabajo ni a su vivienda. Su cuerpo fue hallado flotando en la laguna San José, donde fue lanzada aún con vida desde el puente Teodoro Moscoso.

Verdejo y su alegado compinche, Luis Antonio Cádiz Martínez, la habrían golpeado, drogado y amarrado de pies y manos con un bloque de concreto antes de tirarla al agua.

Verdejo y compinche permanecen detenidos por el asesinato de Keishla en Puerto Rico

Ambos acusados en el caso federal permanecerán detenidos hasta el inicio del juicio en su contra.

Cádiz Martínez pasó de ser testigo cooperador a coacusado en el caso luego de que acudir a las autoridades federales para delatar a Verdejo con la expectativa de que recibiría inmunidad o al menos una sentencia reducida.

Al momento, el Gobierno de Estados Unidos en la isla no ha informado si otorgaran al presunto compinche de Verdejo algún tipo de privilegio por su cooperación.

Los sospechosos enfrentan entre cadena perpetua y la pena capital.

Te puede interesar: