5 claves para dormir bien la siesta y aprovechar todos sus beneficios

Tomar una siesta es beneficioso para mantener la energía, mejorar el sistema inmune y ser más productivos. Pero hay que saber cómo aprovecharla y estas claves te ayudarán a saberlo.

Dormir la siesta podría ser tan buena como el sueño de toda una noche. Provee grandes beneficios tanto a la salud como a la productividad
Dormir la siesta podría ser tan buena como el sueño de toda una noche. Provee grandes beneficios tanto a la salud como a la productividad
Foto: Shutterstock

Tomar una siesta contribuye a mantener una mayor energía durante el resto del día y mejorar la productividad. Pero también ayuda a mejorar la memoria y mantiene el cuerpo en estado de alerta, es decir, completamente despierto.

Para tomar una buena siesta se requieren de al menos, 5 condiciones o claves esenciales para que el descanso durante ese lapso de tiempo sea provechoso.

1. Cuánto tiempo hay que dedicarle

Una buena siesta debe durar entre 20 y 30 minutos. Es recomendable que no se prolongue más de este tiempo para no causar el efecto contrario al que se busca, esto es, que termines más agotado.

Este tiempo es prudente porque durante estos 30 minutos todavía se está en las primeras fases del ciclo de sueño, lo que no provocaría aturdimiento cuando despiertes. Igualmente, es recomendable que tomes la siesta a la misma hora.

dormir la siesta
Lo ideal es hacer la siesta a la misma hora todos los días, con una duración de 20 a 30 minutos y no hacerla en la cama. Foto: Shutterstock

2.  Cuándo es apropiado tomar la siesta

Es bueno que duermas en las tardes, entre la 1 y las 3. La cuestión está en que durante estas horas el cuerpo entra en un estado de aletargamiento y cansancio. Tomar una siesta antes de estas horas no daría resultado, ya que el cuerpo no estaría preparado para descansar.

En caso de tomar la siesta más tarde, podría interrumpir el ciclo de sueño nocturno. Así que es conveniente que elijas el horario para que tomes la siesta, porque es preferible que sea la misma hora todos los días.

3. Ambiente adecuado

Para que puedas disfrutar de la siesta el ambiente debe ser tranquilo. No es recomendable que duermas en tu cama, ya que no podrías despertar. Escoge una colcha o un sillón cómodo. Además, mantén la luz apagada, o usa una mascarilla para los ojos.

Para que te despiertes, usa una alarma con un sonido adecuado, que sea progresivo y que no te despierte de golpe para no causar malestar. Otro consejo es que puedes beber una taza pequeña de café antes de la siesta, así te levantarás con más energía.

4. Siestas nocturnas

Si bien es cierto que las siestas se hacen durante el día, también es posible tomarlas en la noche en caso de que tengas un trabajo nocturno y necesites reponer energías. La premisa es la misma: dormir entre 20 a 30 minutos.

Debes evitar tomar siestas que estén muy cerca del momento en el que despertaste, o que se aproximen al momento en que vas a dormir. Así que debes calcular un momento intermedio para disfrutar de la siesta nocturna.

5. Cuidado con el insomnio

Dormir bien es esencial para mantener una buena salud, sobre todo después de recibir la vacuna contra el Covid-19.

Sin embargo, las personas que sufran de algún trastorno de sueño deben tener cuidado con las siestas. Por eso es recomendable que visiten a un especialista para identificar el problema y buscar la solución adecuada para un mejor descanso.

También te puede interesar:

¿Tomar siestas por la tarde puede agilizar tus habilidades mentales?

Insomnio por el coronavirus: El fenómeno que nos está impidiendo dormir durante la pandemia