Republicanos inconformes con contraoferta de Biden y la Casa Blanca para aprobar “Plan de empleos estadounidenses”

La Casa Blanca redujo la cantidad de dinero propuesta para su plan de infraestructura a $1.7 billones, pero la cifra no convence a los republicanos en el Senado

La senadora republicana Shelley Moore Capito en medio de las negociaciones sobre el "Plan de empleos estadounidenses" que impulsa la Administración Biden.
La senadora republicana Shelley Moore Capito en medio de las negociaciones sobre el "Plan de empleos estadounidenses" que impulsa la Administración Biden.
Foto: Kevin Dietsch / Getty Images

La Casa Blanca redujo la cantidad de dinero propuesta para su plan de infraestructura a $1.7 billones como parte de una contraoferta este viernes a los republicanos en el Senado federal.

Inicialmente, el llamado “Plan de empleos estadounidenses” requería un desembolso de $2.23 billones.

Aún con la reducción en la suma, la propuesta supera por mucho los $650 mil millones que están dispuestos a apoyar la minoría republicana que ha tildado como “lista de deseos progresista” el plan de los demócratas.

Con respecto a la primera versión de la Administración Biden, los republicanos plantearon que hay varias provisiones que no deberían ser consideradas como de infraestructura, y que para avanzar en cualquier negociación, habría que descartar varias partes de la legislación.

La nueva versión de la mayoría no satisface a los republicanos.

“En la llamada de hoy, la Casa Blanca vino con una contraoferta que está muy por encima del rango de lo que se puede aprobar en el Congreso con apoyo bipartidista”, indicó en un comunicado público la senadora republicana Shelley Moore Capito.

Continúan las vastas diferencias entre la Casa Blanca y los republicanos en el Senado cuando se trata de la definición de infraestructura, la magnitud de la inversión propuesta, y cómo se pagaría por eso. Basado en la reunión de hoy, los grupos parecen más separados después de dos reuniones con el equipo de la Casa Blanca que lo que estaban luego de una reunión con el presidente Biden”, puntualizó la senadora de West Virginia.

Una de tres partes de la agenda económica “Build Back Better”

Se supone que el paquete de infraestructura que forma parte del plan en tres partes “Build Back Better” (Reconstruir mejor) contenida en la plataforma de gobierno de Biden sea costeada con nuevos impuestos a compañías y a los ricos. El Congreso ya aprobó el “Plan de rescate estadounidenses” que incluyó varias ayudas directas para los ciudadanos, como el tercer cheque de estímulo de $1,400. En veremos se encuentra, al igual que el “Plan de empleos estadounidenses”, el de las familias estadounidenses, que propone créditos y otras ayudas para hogares con hijos.

La contraoferta de la Administración Biden fue discutida durante una videoconferencia entre los republicanos y varios oficiales de la Casa Blanca que la secretaria de prensa del presidente describió como el arte de buscar un terreno común.

Reducciones en la contraoferta de la Casa Blanca al “Plan de empleos estadounidenses”

La más reciente concesión de Biden y su equipo implica una reducción de $100 mil millones a $65 mil millones en los fondos para el despliegue de banda ancha en zonas rurales. En cuanto a los fondos para calles, puentes y proyectos más grandes de infraestructura, la cantidad fue reducida de $159 mil millones a $120 mil millones.

El plan que impulsa la Administración Biden mantiene los fondos para proyectos de tecnologías de energía no contaminante, remoción de tuberías de plomo del sistema de agua potable, entre otras disposiciones.