Qué tipos de inmigrantes indocumentados pueden pedir permiso para viajar fuera de Estados Unidos

A muchas personas les parece que salir de vacaciones fuera del país es una "simple decisión", pero si su situación migratoria es irregular solamente complicarán sus casos y hasta podrían enfrentar prisión

Qué tipos de inmigrantes indocumentados pueden pedir permiso para viajar fuera de Estados Unidos
Sólo indocumentados con permisos especiales pueden salir y entrar del país.
Foto: Joe Raedle/Getty Images

La temporada vacacional se acerca, pero no todos tendrán oportunidad de viajar fuera de los Estados Unidos sin temor a que no puedan volver.

Entre los inmigrantes indocumentados, solamente aquellos protegidos bajo ciertos programas de protección podrían solicitar un “advance parole” o “permiso” y un permiso de reingreso a los Estados Unidos.

Es decir, los ‘dreamers’ que están bajo el esquema de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y quienes tienen Estatus de Protección Temporal (TPS) podrían solicitar los permisos otorgados por la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

Así lo indicó el abogado José Guerrero a Univision, que publicó un reporte sobre por qué los inmigrantes indocumentados deben evitar salir del país.

“Cualquier persona indocumentada con estatus temporal que salga de Estados Unido, sea DACA o TPS, necesita un permiso especial”, señaló.

Sin embargo, reportes previos de abogados y activistas recuerdan a los inmigrantes que cada caso es único y deberán consultar con su abogado si es viable hacer la petición.

Otros indocumentados sin protección alguna deberán evitar a toda costa salir del país, pues no podrán volver si no tienen algún documento que les permita el reingreso al país.

Esas personas solamente podrían volver nuevamente en forma irregular, pero al hacerlo estarían cometiendo un delito federal que se castiga con prisión y deportación.

Al momento de salir, los inmigrantes indocumentados enfrentarán la llamada Ley de Castigo, que se aplica por tres años a quienes estuvieron menos de 180 días en forma irregular y hasta 10 años a quienes han vivido en el país más allá del periodo mencionado.

Algunas personas incluso protegidas con DACA o TPS no necesariamente tendrían los permisos de viaje y retorno, si tienen algún récord criminal o procesos judiciales pendientes, mismos que también complicarán sus trámites migratorios posteriores.