Curar el COVID con nanocuerpos inhalables: los experimentos que están realizando los científicos

La nanotecnología ofrece muchas alternativas en muchos aspectos de la vida humana, entre ellos la medicina. Ahora la ciencia experimenta con anticuerpos diminutos para el tratamiento de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus

Curar el COVID con nanocuerpos inhalables: los experimentos que están realizando los científicos
Los nanocuerpos inhalables pueden ofrecer una alternativa para mitigar la pandemia.
Foto: Unsplash

Los nanocuerpos son diminutos fragmentos de anticuerpos que pueden ayudar en el tratamiento de enfermedades diversas, como la enfermedad causada por el nuevo coronavirus y que ha provocado una pandemia desde hace más de un año. Los científicos están realizando experimentos para curar el COVID con nanocuerpos inhalables, y sus resultados han sido alentadores hasta ahora.

Científicos del Centro de Investigación de Vacunas de la Universidad de Pittsburgh trabajan en el desarrollo de un tratamiento inhalable basado en nanocuerpos para prevenir y tratar el COVID-19 a través de dosis muy, muy bajas. La terapia, llamada Pittsburgh inhalable Nanobody 21 (PiN-21), ha sido probada en hámsteres sirios con buenos resultados.

Cómo funciona

Los investigadores utilizan fragmentos de anticuerpos llamados “de dominio único”, que son más fáciles de manipular genéticamente y que, por ende, son más baratos de producir que los anticuerpos monoclonales, que son clones de un solo tipo de célula del sistema inmunológico y que requieren procesos genéticos más cuidadosos en el laboratorio.

De acuerdo con la investigación, publicada en la revista Science Advances, luego de introducir una dosis de 0.6 miligramos de PiN-21 por kilogramo en la nariz de hámsteres infectados previamente con SARS-CoV-2, los expertos observaron que el tratamiento destruyó el virus en un lapso de 10 días. Además, el medicamento mitigó el efecto del patógeno en los pulmones de los animales y previno la neumonía viral.

En otro experimentos los investigadores colocaron a los hámsteres infectados dentro de una cámara que contenía nanocuerpos del PiN-21 en aerosol, con el fin de exponer todo su cuerpo al medicamento. Notaron que la carga viral en el tejido pulmonar de los roedores se redujo severamente luego de la exposición a la cámara.

Una alternativa contra la pandemia

Prevemos que el tratamiento de aerosolización de PiN-21 podría proporcionar una solución conveniente y rentable para aliviar la aparición de la enfermedad y reducir la transmisión del virus, especialmente para los pacientes con COVID-19 leve que constituyen las principales poblaciones de infecciones”, escribieron los autores.

Y si bien esta investigación se encuentra en una etapa muy temprana, pues debe pasar aún por muchas pruebas de seguridad en primates no humanos antes de poder probarse en personas, representa una esperanza para controlar los contagios y evitar las infecciones. “Combinada con la marcada estabilidad y el bajo costo de producción, esta nueva terapia puede proporcionar una opción conveniente y rentable para mitigar la pandemia en curso”, escribieron los científicos.