Lanzaron a cocinero anciano contra vitrina de restaurante: “zona de guerra” en Washington Square de Nueva York

El sospechoso, un joven sin hogar con aparentes problemas mentales, estaba en libertad condicional y posee un extenso historial criminal en Georgia y Nueva York

Washington Square Park, NYC.
Washington Square Park, NYC.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Gregory Conwell, un hombre sin hogar con aparentes problemas de salud mental, fue detenido por presuntamente empujar a un cocinero anciano contra la vitrina de un restaurante cercano al Washington Square Park (NYC), mientras estaba en libertad condicional por otro ataque en Brooklyn, dijeron los fiscales.

Conwell, de 27 años, fue acusado de asalto y otros cargos en el ataque del sábado por la mañana contra un cocinero de 77 años en el restaurante “Washington Square Diner”.

Los residentes y negocios del vecindario han estado lidiando en los últimos meses con anarquía y fiestas rebeldes, a veces violentas, lideradas por un hispano en el cercano parque Washington Square, donde NYPD ha impuesto toques de queda hasta ahora fallidos.

La policía dijo que alrededor de las 9:45 a.m. del sábado Conwell entró al restaurante para usar el baño, pero luego comenzó a acosar a los clientes y se le pidió que se fuera. Fue entonces cuando supuestamente se enfureció y empujó contra la ventana al cocinero anciano, que fue identificado solo como Constantino.

Otros trabajadores del restaurante persiguieron a Conwell hasta Washington Square Park y lo mantuvieron allí hasta que llegó la policía y le puso las esposas.

Los fiscales de Manhattan dijeron que el incidente en el restaurante se produjo mientras Conwell cumplía cinco años de libertad condicional por intento de agresión en 2019 en Brooklyn, y que también tenía “un extenso historial criminal en Georgia“, pero no dieron más detalles en la corte.

Stephen Antignani, juez de la Corte Penal de Manhattan, ordenó que Conwell, quien vive en un refugio para personas sin hogar en Brooklyn, quedase retenido con derecho a fianza.

“Esa ventana se ha roto al menos cinco veces en los últimos cinco años”, dijo el gerente del restaurante George Takos al New York Post después del incidente. “Misma situación. Se enojan y ven que la mejor manera de lastimarte es rompiendo las ventanas”.