Una de cada 100 muertes en el mundo es por suicidio

Un estudio publicado por la agencia de Salud de las Naciones Unidas reveló que el suicidio es una de las principales causas de muertes en el mundo, por encima del VIH, la malaria y el homicidio

Una de cada 100 muertes en el mundo es por suicidio
La situación se ha agravado aún más por el tema de la pandemia.
Foto: Shutterstock

Desafortunadamente, una de las principales causas de muerte en todo el mundo, de acuerdo a datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es y sigue siendo el suicidio.

En el informe publicado este jueves y titulado como “Suicide worldwide in 2019”, se explica que el suicidio es la cuarta causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años, después de los accidentes de tráfico, la tuberculosis y la violencia interpersonal, y la pandemia ha aumentado los factores de riesgo.

“Prestar atención a la prevención del suicidio es todavía más importante ahora, tras muchos meses viviendo con la pandemia del COVID-19”, advirtió el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Tedros explicó que muchos de los factores de riesgo para el suicidio, como la pérdida de empleo, el estrés financiero o el aislamiento social, siguen muy presentes aunque las cifras de contagiados de coronavirus estén disminuyendo en el planeta.

Por esta razón, la OMS compartió hoy ciertas orientaciones para ayudar a los países a mejorar la prevención del suicidio, con especial atención en los jóvenes, ya que la mitad de los trastornos de salud mental se manifiestan antes de los 14 años.

Pese a que cada año pierden la vida más personas por suicidio que por VIH, malaria o cáncer de mama, o incluso por guerras y homicidios, actualmente solo 38 países tienen una estrategia nacional de prevención del suicidio.

En sus recomendaciones la OMS incluyó restringir el acceso a armas de fuego, reducir el número de comprimidos en las cajas de medicamentos, instalar barreras en los sitios desde los que se pueda saltar y prohibir el uso de los pesticidas más peligrosos.

Además, la organización con sede en Ginebra recomendó a los medios de comunicación que contrarresten las noticias sobre suicidios con reportajes sobre la recuperación de personas con enfermedades mentales.

Según la OMS, las noticias sobre el suicidio pueden provocar un efecto de incremento por imitación, sobre todo si se refiere a una persona famosa o describe el método con el que se quitó la vida.

Aunque las tasas de suicidio disminuyeron un 36 % desde el año 2000 a 2019, en este último año se suicidaron más de 700,000 personas, es decir, una de cada 100 muertes, una cantidad todavía muy alta.

Según los datos de la OMS, se suicidan más del doble de hombres que de mujeres, siendo más altas las tasas masculinas en países de altos ingresos y las femeninas en naciones de ingresos medios o bajos.

Por regiones, las tasas de África, Europa y Asia Sudoriental fueron superiores a la media mundial, mientras que la más baja se registró en el Mediterráneo Oriental, informó la OMS.

Te interesa:

Japón: Muertes por suicidio en octubre son mayores a las de coronavirus en todo 2020

“La satisfacción de salvar una vida es suprema”: el buzo que ha evitado más de 100 suicidios