Alimentos ultraprocesados: los efectos en tu cuerpo si comes todos los días

Actualmente la ingesta de alimentos ultraprocesados ha aumentado considerablemente, al grado que representan entre el 25% y el 60% de la ingesta diaria de energía en una persona promedio. Su consumo excesivo se asocia con graves consecuencias, aumenta el riesgo de obesidad, diabetes, afecciones cardiovasculares, colesterol alto, hipertensión, depresión e insomnio

Alimentos ultraprocesados: los efectos en tu cuerpo si comes todos los días
Según un reciente estudio, comer más de 4 porciones de alimentos ultraprocesados al día se relaciona con un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas.
Foto: Shutterstock

En los últimos meses todo se ha dicho acerca de los productos procesados y sus devastadores efectos sobre la salud. En principio es importante entender que la mayoría de los alimentos necesitan de algún grado de procesamiento y eso no quiere decir que siempre sean malos para el cuerpo. Sin embargo, los alimentos químicamente procesados, también llamados ultraprocesados, tienden a tener un alto contenido de azúcar, ingredientes artificiales, carbohidratos refinados y grasas trans. Es con este grupo con el que hay que tener especial cuidado, no en vano son uno de los principales contribuyentes de la obesidad y una larga lista de enfermedades crónicas. 

Lo que sucede con los alimentos ultraprocesados es que durante años su consumo ha sido normalizado, además de ser increíblemente accesibles y disponibles. De tal modo que la sociedad moderna occidental se ha acostumbrado a consumirlos desmesuradamente, de hecho se cuenta con datos en los que se confirma que en las últimas décadas la ingesta de alimentos ultraprocesados ha aumentado drásticamente en todo el mundo. Estos alimentos ahora representan entre el 25% y el 60% de la fuente confiable de la ingesta diaria de energía de una persona, en gran parte del mundo.

Lo primero es lo primero. Los alimentos procesados son aquellos que han pasado por cambios o algún tipo de procesamiento industrial antes de llegar a la mesa para que los podamos consumir. A través de diversos métodos podemos disponer de ciertos alimentos todo el año (aún cuando no sea temporada), también se vuelven más seguros pues al utilizar tratamientos con temperaturas elevadas se destruyen ciertas bacterias nocivas y en algunos casos se añaden algunos aditivos los cuales impiden que las grasas entren en descomposición o desarrollen hongos y bacterias nocivas. También es normal que ciertos alimentos pasen por un procesamiento mecánico, como sucede al moler carne de res, calentar verduras al vapor o pasteurizar alimentos, estos procesos no necesariamente hacen que los alimentos sean insalubres. Una regla básica y muy sencilla para medir las consecuencias seún el tipo de alimento: si no se agregan químicos o ingredientes, no se verá disminuida la salubridad de los alimentos.

Sin embargo, existe una diferencia entre el procesamiento mecánico y el procesamiento químico. Por lo tanto los alimentos ultraprocesados, son aquellos que han sido modificados químicamente a través del uso de ingredientes refinados y sustancias artificiales con poco valor nutricional. En muchas ocasiones suelen ser denominan alimentos “cosméticos” y los encontramos en alimentos cotidianos., que solemos normalizar. Entre los más preocupantes se encuentran: comidas congeladas o preparadas, pizza, pasteles y bollería industrial, productos elaborados con queso procesado, cereales de desayuno, galletas y papas fritas, dulces y helados, fideos instantáneos y sopas, embutidos, nuggets, palitos de pescado, refrescos y otras bebidas azucaradas.

Recientemente un gran estudio que involucró la participación de más de 100,000 adultos, tuvo hallazgos muy relevantes. Encontró que comer un 10% más de alimentos ultraprocesados ​​en la dieta se asoció con un aumento de más del 10% en los riesgos de enfermedades crónicas del tipo cardiovascular, coronaria, diabetes, obesidad y trastornos cerebrovasculares. Los investigadores llegaron a esta conclusión después de tener en cuenta la ingesta de grasas saturadas, sodio, azúcar y fibra. Otro estudio que llamó la atención contó con la participación de 20,000 adultos, y encontró que comer más de 4 porciones de alimentos ultraprocesados al día se relaciona con un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas ¿Lo peor? Por cada ración adicional, el riesgo de mortalidad por todas las causas aumentó en un 18 % y es una de las principales causas del aumento de peso. 

¿Qué sucede en el cuerpo al consumir ultraprocesados diario?

Si bien el consumo de alimentos ultraprocesados se asocia con una larga lista de afecciones, que deterioran la calidad de vida. Nos dimos a la tarea de resumir 8 de los riesgos más preocupantes de basar la dieta diaria en este tipo de productos.

1. Mayor riesgo de cáncer: Un estudio de cinco años de más de 100.000 personas encontró que cada 10% de aumento en el consumo de alimentos ultraprocesados, se asoció con un 12% más de riesgo de cáncer. Los expertos asocian entre las principales razones sus efectos inflamatorios, que aumentan la presencia de radicales libres y con ello el riesgo de ciertos tipos de cáncer.

2. Demasiada azúcar, sodio y grasa: No es ningún secreto decir que los alimentos ultraprocesados incluyen niveles poco saludables de azúcar, sodio y grasa agregados. Estos ingredientes hacen que los alimentos hacen que los alimentos tengan mejor sabor y un mayor tiempo de conservación, sin embargo son la llave para aumentar el riesgo de problemas de salud graves y crónicos. Como obesidad, enfermedades cardíacas, presión arterial alta, depresión, trastornos del sueño y diabetes.

3. Nulo valor nutricional: El alto grado de procesamiento por el que pasan los alimentos que entran en la categoría de ultraprocesados, los despoja de sus nutrientes básicos y de hecho es la razón por la cual en la industria alimentaria se suelen fortificar con fibra, vitaminas y minerales. Además no podemos olvidar que son alimentos muy densos en calorías y altamente adictivos. Los alimentos procesados ​​como estos también están diseñados para estimular el centro de dopamina del cerebro para “sentirse bien”, por lo tanto siempre vamos a querer más.

4. Causa directa del sobrepeso y la obesidad: Sin lugar a dudas uno de los principales problemas de salud que acarrea un excesivo y cotidiano consumo de ultraprocesados es el aumento de la grasa corporal, lo que lleva a padecer sobrepeso u obesidad. De hecho se cuenta con un estudio encabezado por la Universidad de Navarra, el cual contó con la participación de 8451 universitarios quienes solían abusar de los ultraprocesados. Los resultados fueron contundentes ya que durante el seguimiento del estudio, 1939 estudiantes empezaron a padecer sobrepeso u obesidad derivado de la ingesta diaria de este tipo de alimentos. Además al ser más rápidos de digerir que los alimentos integrales sin procesar, hacen que el cuerpo queme mucho menos energía y promueven la vida sedentaria. 

5. Ingesta de ingredientes artificiales: Probablemente te sorprenda pero es un dato dingo de considerarse, se estima que alrededor de 5,000 sustancias se agregan en los productos de consumo básico y cotidiano. La mayoría de ellos nunca han sido probados por nadie más que la empresa que los utiliza, por lo tanto ocultan significativos riesgos para la salud. Entre los principales se encuentran  aditivos para cambiar color, textura, sabor y olor, así como ingredientes como conservantes y edulcorantes.

6. Causa directa de enfermedad cardiovascular: El aumento de peso provoca un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, tales como hipertensión, ateriosclerosis, infarto de miocardio o accidentes cerebrovasculares. También no podemos olvidar que los alimentos ultraprocesados se destacan por su excesivo contenido en sal, que aumenta el riesgo de padecer afecciones cardiovasculares. Lo mismo sucede con el glutamato monosódico, un aditivo que potencia el sabor de los alimentos. De hecho a través de algunos estudios, se ha comprobado que la ingesta excesiva de sal y glutamato monosódico, no solo favorece el aumento de peso; se asocia con el estrés oxidativo, defectos en la memoria y epilepsia. 

7. Cuidado con la diabetes: El consumo cotidiano de ultraprocesados, que normalmente son ricos en azúcares, altera significativamente el nivel de glucosa en sangre y nos hace más propensos a la diabetes. Si de manera recurrente llegamos a un consumo de 200 gramos de azúcar refinada diaria, la insulina se dispara y la glucosa no puede entrar en las células, lo cual crea una alteración a nivel metabólico que puede traducirse en resistencia a la insulina.

8. Colesterol alto:  Por supuesto que un exceso de ultraprocesados eleva el colesterol sanguíneo, si bien suele asociarse con los alimentos ricos en grasas saturadas y trans, también es causado por ña ingesta descontrolada de azúcar. La resistencia a la insulina, hace que la glucosa empiece a acumularse en las arterias. En pocas palabras el resultado es caótico: niveles altos de glucosa en la sangre, como consecuencia hipertensión, aumento de triglicéridos, disminución del colesterol HDL y aumento del LDL.

Te puede interesar: