Brote de COVID-19 en Florida: La única persona que no murió ni fue hospitalizada estaba vacunada

Todo empezó en el área de soporte técnico de un edificio gubernamental, donde seis personas se contagiaron de COVID con resultados severos, pero un empleado vacunado permaneció ajeno al virus

Brote de COVID-19 en Florida: La única persona que no murió ni fue hospitalizada estaba vacunada
El brote ocurrió en una oficina del condado de Manatee.
Foto: AFP / Getty Images

Un brote de COVID-19 en Florida resultó fatal para seis empleados del área de soporte técnico de un edificio gubernamental, pero lo que más llama la atención es que la única persona que no murió ni fue hospitalizada estaba vacunada.

De los seis empleados contagiados, dos murieron y cuatro requirieron hospitalización. Sin embargo, el empleado que se había vacunado ni siquiera se contagió. El brote sucedió en una oficina del condado de Manatee, en Florida.

Debido a los hechos, ocurridos la semana pasada, el edificio fue cerrado durante el fin de semana, pero reabrió este lunes. El condado anunció que el uso de mascarilla en el lugar es opcional para los empleados y visitantes dentro de las instalaciones.

El epidemiólogo y administrador del condado de Manatee, Scott Hopes, exhortó a los empleados que trabajan en el edificio y a los visitantes a utilizar mascarilla y mantener las medidas de prevención si no están vacunados.

Los visitantes y empleados que estén completamente vacunados pueden regresar a trabajar como de costumbre“, aseguró el doctor Hopes en un comunicado. “Se alienta, pero no se requiere, a las personas no vacunadas que sigan las medidas de prevención del COVID-19, incluido el uso de N95 o máscaras equivalentes, que estarán disponibles en cada entrada, y el distanciamiento social”, agregó.

En el mismo comunicado, Hopes enfatizó que “los empleados individuales del Departamento de TI que se sabía que estaban completamente vacunados y que estaban muy cerca de los infectados, no contrajeron COVID-19“.

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos han hecho un llamado a vacunarse por completo lo más pronto posible, especialmente ante la presencia de las variantes del nuevo coronavirus que preocupan a la comunidad científica y gubernamental. Mutaciones como la variante Delta pueden ser más contagiosas y provocar síntomas graves en un periodo más breve a partir del contagio.

Se sabe también que la infección causada por la variante Delta puede causar síntomas diferentes a los habituales en la cepa original de COVID. Diversas investigaciones científicas sostienen que las vacunas contra COVID-19 disponibles hasta el momento ofrecen un buen nivel de protección contra las mutaciones, pues las variantes del virus resisten sólo parcialmente las vacunas.

Otros estudios han encontrado que los estados donde las tasas de vacunación son bajas, son más vulnerables a la propagación de variantes como la Delta, identificada por primera vez en India, y considerada “preocupante” por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.