Los estados de EE.UU. que son más vulnerables a infectarse con variantes de COVID

Las variantes del virus SARS-CoV-2 preocupan a la comunidad científica y a las autoridades de salud, especialmente en los lugares donde las tasas de vacunación son bajas

Los estados de EE.UU. que son más vulnerables a infectarse con variantes de COVID
Las vacunas contra COVID-19 ofrecen protección contra las variantes.
Foto: AFP / Getty Images

A la fecha, el 45.2% de la población de Estados Unidos ha sido completamente vacunada contra el COVID-19, mientras el 53.4% ha recibido al menos una dosis, de acuerdo con los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Pero algunos estados de EE.UU. son más vulnerables a infectarse con variantes de COVID, debido principalmente a sus bajas tasas de vacunación.

Según información recabada por CNN, en 16 estados y Washington DC más de la mitad de la población ha sido totalmente vacunada y en otros 16 estados ese porcentaje se acerca al 70%. Sin embargo, en otras entidades la tasa de vacunación es menor o apenas alcanza al 35% de la población. Los estados que estarían más vulnerables a que las variantes del virus se propagaran rápidamente entre la población, debido a sus bajas tasas de vacunación, son:

  • Alabama
  • Arkansas
  • Georgia
  • Louisiana
  • Mississippi
  • Tennessee
  • Wyoming

Una investigación realizada por los científicos de Helix con casi 20,000 pruebas de coronavirus tomadas desde abril pasado, encontró que la variante Delta aumenta rápidamente en los lugares donde hay menos personas vacunadas.

Las vacunas protegen

Aplicarse las dos dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna puede proteger en un 88% contra las variantes peligrosas como la Delta o la Gamma, lo ha dicho el doctor Anthony Fauci y otros expertos en vacunas. Sin embargo, la vacunación en EE.UU. se ha ralentizado en las últimas semanas.mapa vacunacion

Mapa de vacunación en EE.UU. Fuente: CDCAl tratarse de una mutación 40% más contagiosa, la variante Delta se extiende rápidamente por el país, al punto que los CDC dejaron de considerarla una “variante de interés” para clasificarla dentro de las “variantes de preocupación”. La variante Delta, identificada por primera vez en India, no es la única mutación preocupante en el territorio estadounidense; también se encuentran la variante Alfa, surgida en Reino Unido; la Beta, identificada en Sudáfrica; la Épsilon, en California; y la Gama, en Brasil.

Los expertos han dicho que para evitar que surjan más variantes de COVID, EE.UU. debe vacunar al 70% de la población antes del invierno. Y es que las mutaciones del virus suelen ser más contagiosas, pueden causar los síntomas más graves de la enfermedad en un periodo más breve de incubación y pueden ser más resistente a los fármacos para tratarlas, incluyendo las vacunas disponibles hasta el momento.

Las autoridades de salud estadounidenses llaman continuamente a todas las personas mayores de 12 años a vacunarse tan pronto como sea posible, así como a mantener las medidas de prevención como el uso de mascarillas, la distancia social y el lavado frecuente de manos si no se ha aplicado aún la vacuna o si solamente se cuenta con una de las dos dosis.