“Nueva York es una ciudad sin ley”: Eric Adams admite la crisis que recibiría como alcalde; pide revisar reforma penal y frenar tráfico de armas

“No deberíamos permitir que una persona que dispara un arma salga al día siguiente”, dijo el favorito para ganar las elecciones en noviembre; además pide una ley federal que criminalice el tráfico de armas a través de las fronteras estatales

El abandono estimula la indigencia y el crimen, creando un círculo vicioso.
El abandono estimula la indigencia y el crimen, creando un círculo vicioso.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Nueva York “Realmente se ha convertido en un lugar donde la anarquía es la norma. Y eso es simplemente inaceptable”, dijo Eric Adams al diagnosticar el estado actual de la ciudad, ayer en el espacio radial “The Brian Lehrer Show” de WNYC.

Adams, actual presidente del condado de Brooklyn y capitán retirado de la policía de Nueva York, se perfila como el próximo alcalde de Nueva York tras ganar las primarias del Partido Demócrata, que es mayoría absoluta en la región.

Sin sorpresas, admitió que ya ha comenzado a tener conversaciones informales con el gobierno del alcalde saliente Bill de Blasio, preparándose para abordar problemas como el crimen y la recuperación de la ciudad tras la pandemia, en medio de un gran déficit fiscal que algunos estiman en $5.4 mil millones de dólares.

Hemos perdido la capacidad de entender qué es ser un buen vecino y no significa ser muy estricto. Se trata simplemente de tener códigos de conducta aceptables sobre cómo se vive en una ciudad tan diversa como ésta“, agregó en el espacio radial.

Adams, quien se enfrentará al republicano Curtis Sliwa en las elecciones generales de noviembre, señaló otros síntomas de la metrópolis en declive, como las motos de cross y vehículos todo terreno ilegales (ATV).

“Necesitamos detener el uso ilegal de vehículos todo terreno, motos de cross y todas las demás formas de vehículos de dos ruedas que se mueven por nuestra ciudad en un entorno muy peligroso, arriba y abajo de la acera, corriendo en las calles”, dijo Adams. “Esto es simplemente inaceptable. Y no creo que el enfoque de no intervención sea la forma correcta de hacerlo”.

Horas más tarde, ayer también Adams pidió una revisión de las controvertidas reformas de la fianza del estado vigentes desde enero de 2020, luego de una conferencia de prensa sobre violencia armada con la senadora Kirsten Gillibrand en Brooklyn.

“Vamos a sentarnos con los expertos en el cumplimiento de la ley, aquellos que han abogado por la reforma”, dijo Adams. “Miremos la lista: ¿hay delitos en esta lista que no deberían estar allí? No creo que ningún delito depredador, los siete mayores, deba estar en la lista”, cuestionó.

La mayoría de los delitos violentos -asesinato, homicidio involuntario, violación, asalto con intención de matar, incendio premeditado, robo, hurto- están fuera de la reforma de la fianza, pero sí se incluyen algunos tipos de hurto mayor y robo. Las reformas estatales, aprobadas en 2019 y luego revisadas en 2020, limitan los tipos de delitos por los cuales los jueces pueden requerir fianza, recordó New York Post.

“Definitivamente no deberíamos permitir que una persona que dispara un arma salga al día siguiente”, proclamó Adams. “No deberían estar fuera por razones técnicas. Necesitamos encarcelar a los delincuentes violentos hasta que el juicio haya determinado si cometieron un delito o no, si no pueden cumplir con los requisitos de fianza”.

Adams habló con los periodistas después de unirse a Gillibrand (D-NY) para pedir la aprobación de una ley que criminalizaría el tráfico de armas a través de las fronteras estatales. El proyecto se creó originalmente en 2009 a instancias del entonces comisionado de la policía de Nueva York, Ray Kelly.

El candidato a alcalde dijo que respalda el proyecto de ley porque “Tenemos una creciente crisis de armas en esta ciudad: los incidentes de disparos aumentaron 22%, las víctimas de disparos aumentaron 29%. Sólo en Brooklyn, 306 personas han recibido disparos hasta la fecha” este año.

Sliwa, rival republicano de Adams y fundador de Guardian Angels, también apoya el proyecto de ley y les ha dicho a sus homólogos republicanos en Washington D.C. que están “equivocados” al contrarrestarlo.