Un juez que ayudaba a un narco hispano, amigo de su infancia, fue condenado a prisión

Ryan Kamada creció junto a “Beto” Loya. Parecía que uno había tomado el camino de la justicia y otro el del crimen, pero al final estaban coludidos

El exjuez Ryan Kamada ayudaba a su amigo narcol
El exjuez Ryan Kamada ayudaba a su amigo narcol
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Un exjuez estatal de Colorado deberá pasar un año y un día en una prisión federal por haber ayudado a un narcotraficante hispano a quien conocía desde la infancia, alertándolo de operativos e investigaciones policiales, indicó este jueves el Departamento de Justicia (DOJ) de Estados Unidos.

Según un comunicado del DOJ, el exjuez Ryan Kamada, de 42 años, pasó durante años información confidencial a Alberto “Beto” Loya, de 48, considerado el cabecilla de una organización que traficaba grandes cantidades de cocaína en el norte de Colorado.

En octubre de 2018 se formó un grupo de tareas con agentes federales y locales para desmantelar la organización de Loya, que usaba un negocio y una organización benéfica en la ciudad de Greeley para ocultar el tráfico de drogas. Cuando Kamada se enteró de esas acciones, usó a un amigo mutuo, Geoffrey Chacón, para compartir la información con Loya.

“Al filtrar la información de la existencia de una orden de arresto para ayudar a que su amigo cercano evitase posibles cargos criminales, Ryan Kamada abusó del poder de su posición como juez y dejó de lado la confianza que el pueblo de Colorado depositó en él”, dijo Kenneth A. Polite Jr., fiscal federal asistente del DOJ.

“Esta condena confirma que ninguna persona, ni siquiera un juez, está por encima de la ley”, agregó.

Aunque la condena de Kamada se enfoca en incidentes de 2018 y 2019, documentos presentados en la corte y hechos públicos en septiembre de 2020 revelan que ya desde mayo de 2015, cuando Kamada fue nombrado juez del condado de Weld (donde está Greeley), el hoy exjuez comenzó a compartir información reservada con sus amigos por medio de mensajes de texto.

Por ejemplo, en septiembre de 2016 Kamada le envió a Chacón detalles de un caso de abuso sexual de menores que deberían haberse mantenido confidenciales. En otros incidentes, compartió el nombre de una mujer encarcelada, mostró fotos de archivos legales y reveló evidencia en un caso de violencia doméstica y custodia de menores.

Pero, por su ayuda a Loya en abril de 2019, el FBI presentó cargos contra Kamada, quien, al aceptar su culpabilidad en noviembre de ese año, logró que su sentencia fuese la mínima requerida por la ley. Como parte de ese acuerdo, Kamada renunció a practicar abogacía y a pagar los costos de las acciones judiciales en su contra.

Por su parte, Loya fue eventualmente arrestado por el FBI y condenado hace un año a 10 años en una prisión federal por distribución de sustancias controladas y conspiración para lavado de dinero.

Loya, graduado de la Universidad del Norte de Colorado, tenía su propia agencia de seguros y fue presidente de la Cámara de Comercio Latina en Greeley. Además, era el presidente de Greeley Fiesta, una organización caritativa que organizaba las celebraciones del Cinco de Mayo en esa ciudad.

El otro participante, Chacón, se declaró culpable en noviembre de 2019 de obstruir una investigación federal. Su sentencia se conocerá el próximo 27 de agosto.

“El exjuez Kamada ha sido apropiadamente llevado ante la justicia por quebrantar la confianza pública”, aseveró Matt Kirsch, fiscal federal temporario para el Distrito de Colorado.

Sigue leyendo: Fiscal General de Nueva York exige a Facebook combatir la desinformación sobre la vacuna en la comunidad latina