Del exilio a la gloria: el cubano Pedro Pichardo le da una medalla de oro a Portugal en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

"PPP" es campeón olímpico en el salto triple masculino. El triplista quedó por delante de los representantes de China y Burkina Faso. Portugal fue el país que lo adoptó y le da una nueva presea en la disciplina desde 2008

Pichardo logró un registro de 17,98 metros y superó por 41 centímetros a su más cercano contendiente.
Pichardo logró un registro de 17,98 metros y superó por 41 centímetros a su más cercano contendiente.
Foto: Ben STANSALL / AFP / Getty Images

Una historia bastante peculiar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El cubano Pedro Pablo Pichardo le dio una medalla de oro a Portugal en el salto triple. Si, aunque suene extraño, la razón por la que el cubano le otorga una presea al país ibérico es que fue la nación que lo adoptó desde diciembre de 2017 y cuatro años después le da una gloria deportiva.

Pichardo había ganado un par de medallas de plata en los Mundiales de Moscú 2013 y Pekín 2015. En ambas participaciones  aún defendía los colores de la bandera de Cuba. En los Juegos Olímpicos de Rio 2016, no pudo participar por una lesión de tobillo. Sin embargo, en Tokio logró una gran hazaña en su carrera y para su nuevo país de representación.

El cubano consiguió una marca de 17,98 metros, registro que le otorgó con una gran ventaja la medalla de oro. No está de más mencionar que esta presea le devolvió el título a Portugal desde que en Pekín 2008 lo consiguiera Nelson Évora.

La supremacía del cubano en la competencia

Pablo Pichardo tuvo una muy destacada actuación. Su gran registro le permitió superar cómodamente a sus rivales. El segundo lugar lo ocupó el representante de China, Yaming Zhu, con 17,57 metros (41 centímetros por debajo de la marca del cubano), mientras que la tercera posición la ocupó el atleta burundés Hugues Fabrice Zango con 17,47 metros.

Pichardo y sus problemas con Cuba

El popular “PPP” abandonó la delegación cubana en 2017. En este sentido el atleta fue expulsado inmediatamente del equipo nacional de su país. El triplista había tenido problemas con la Federación Cubana porque no quería a Ricardo Ponce como entrenador. Sus percances con el ente federativo lo llevaron a tomar la decisión de desvincularse de Cuba y representar, de buena manera, a Portugal.

También te puede interesar:

Videos: la halterofilia se despide de Tokio 2020 con un desmayo y un récord mundial

Oro y premios en Tokio 2020: atletas de Indonesia serán recompensadas con vacas, dinero y café de por vida

Una jugadora de voleibol de Turquía perdió un par de dientes luego de un choque con una compañera