Intoxicaciones alimentarias: casi 300,000 libras de carne de res están siendo retiradas del mercado por brote de E.Coli en Estados Unidos

Los productos cárnicos son altamente propensos a sufrir contaminaciones por agentes patógenos que causen intoxicaciones alimentarias. Recientemente la FSIS solicitó el retiro de 295,236 libras de productos de carne cruda, por posible contaminación por E. Coli en la zona medio oeste de los Estados Unidos

La bacteria Escherichia coli es una de las causas más comunes de intoxicaciones alimentarias y suele presentarse de 2 a 8 días después de la exposición.
La bacteria Escherichia coli es una de las causas más comunes de intoxicaciones alimentarias y suele presentarse de 2 a 8 días después de la exposición.
Foto: Shutterstock

Las intoxicaciones alimentarias están a la orden del día, normalmente se producen a través del consumo de comidas y bebidas que han sido contaminadas por agentes patógenos. Lo cierto es que la industria alimentaria es muy propensa a sufrir este tipo de circunstancias, el día de hoy ha salido a la luz una noticia que dio la vuelta al mundo. De acuerdo con declaraciones de el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria (FSIS) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, aproximadamente 295,236 libras de productos de carne cruda son objeto de retiro del mercado ¿La razón? Posible contaminación de E. coli. 

Dentro de la gama de productos se incluyen casi 40 de los cárnicos de Greater Omaha Packing. Se trata de un famoso productor de carne de Omaha, Nebraska,  que se especializa en cortes de carne de res Angus deshuesada, solomillo, chuck deshuesado y más. Para ver la lista completa de los productos cárnicos que serán retirados da click aquí. 

De acuerdo con la información que se tiene disponible hasta el momento, estos productos se produjeron el 13 de julio de 2021 y fueron distribuidos para su posterior procesamiento en Illinois, Indiana, Minnesota y Nebraska. Los productos afectados tienen un número de establecimiento de “EST. 960A” dentro de la marca de inspección del USDA. Según el anuncio de retiro de mercado liberado por FSIS, el problema se descubrió cuando recopilaron una muestra de rutina que descubrió la presencia de E. coli.

Hasta el momento no ha habido informes confirmados de ninguna enfermedad relacionada con este retiro de carne de res. Sin embargo es importante estar atentos y recordar los principales síntomas, entre los que se destaca: deshidratación, diarrea con sangre y calambres estomacales de 2 a 8 días después de la exposición. Por lo general, la recuperación demora aproximadamente una semana, sin embargo algunas personas, especialmente los niños menores de 5 años y los adultos mayores, pueden desarrollar el síndrome urémico hemolítico (SUH), un tipo de insuficiencia renal.

Un dato a resaltar es entre los productos de carne de res incluidos en el retiro del mercado no se reportaron con posible riesgo filetes o cortes para asar. De acuerdo con Beef Research, los productos que presentaron problema  fueron aquellos que son diseñados diseñados para un uso no intacto, esto significa que son carnes que fueron “inyectadas/mejoradas con diversas soluciones, que fueron ablandados mecánicamente mediante dispositivos de punción, cubos o golpes, o el tipo de productos como es el caso de la carne molida que es utilizada en la elaboración de comidas preparadas. 

Si bien este tipo de acciones son una medida fundamental en el manejo de alimentos perecederos, sobre todo aquellos de origen animal. También es igual de importante retomar las medidas oportunas desde casa, por lo tanto es indispensable apostar por todas las medidas de higiene oportunas para evitar cualquier contaminación cruzada.

Además es simplemente fundamental la óptima cocción de los productos cárnicos, ya que es el método que garantiza que mueran posibles bacterias y virus. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), se recomienda cocinar las hamburguesas de carne de res, de cerdo y de cordero o las mezclas como las de carne molida hasta que alcancen los 160°F. Los cortes de cerdo como las chuletas o el lomo deben cocinarse hasta los 160°F (a punto) o los 170°F (bien cocido).

Recuerda que la recomendación más fiel de salud es apostar por carnes orgánicas, provenientes de animales alimentados en pasto y libres de hormonas. Además se ha comprobado que este tipo de carnes son una alternativa que tiene menos probabilidades de contener bacterias dañinas que podrían aumentar el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por los alimentos.

Te puede interesar: