Intoxicaciones alimentarias: siempre debes limpiar las tablas de picar con limón luego de usarlas

La tablas de madera son porosas y verdaderamente absorbentes, lo cual las hace propensas a mancharse, además de retener suciedad y posibles bacterias patógenas que deterioran la salud. Los limones son un extraordinario agente limpiador natural contienen ácido cítrico y D-Limoneno que les confiere excepcionales beneficios antibacterianos

Intoxicaciones alimentarias: siempre debes limpiar las tablas de picar con limón luego de usarlas
El limón no solo mantiene la belleza natural de la madera libre de manchas, es un potente limpiador natural que previene contaminaciones cruzadas y el riesgo de intoxicaciones alimentarias comunes.
Foto: Foto de Lisa en Pexels / Pexels

Uno de los utensilios básicos de cocina que todos usamos diariamente son las tablas de picar y es cierto que las de madera son las consentidas de muchos. En principio por que son superficies hermosas y funcionales que si bien son utilizadas para picar alimentos, también son de lo más útiles para servir. Cuando se trata de su correcto mantenimiento solemos lavarlas regularmente con un jabón suave para platos y agua, de tal modo que las conservamos limpias para el siguiente uso. Sin embargo existe un factor que muchas veces no tenemos en cuenta: la madera es absorbente y se mancha fácilmente. La mejor recomendación para que las tablas de madera se vean bien durante los próximos años, es lavarla con limón y sal. Además es una extraordinaria medida de higiene para evitar intoxicaciones alimentarias. 

Probablemente te preguntes ¿Por qué limón? Se trata de una de las más poderosas frutas cítricas que se asocia con una larga lista de bondades, que abarcan temas nutricionales, medicinales y del hogar. La razón es simple, el limón contiene ácido cítrico que es considerada una de las sustancias naturales de mayor potencial antibacterial, es tan potente que se ha comprobado que inclusive puede matar las principales bacterias patógenas responsables de las intoxicaciones alimentarias.

Se cuenta con referencias científicas relevantes en la cuales se avalan las propiedades antimicrobianas de los limones. De acuerdo con un libro llamado “Fitoquímicos en cítricos: aplicaciones en alimentos funcionales”,  los disolventes y productos de limpieza elaborados con cáscara de limón muestran actividad antimicrobiana contra la salmonela, el estafilococo y otras bacterias patógenas. Además se cuenta con un estudio del año 2017, publicado en The Journal of Functional Foods en el cual se encontró que el jugo de limón dulce fermentado mostró actividad antibacteriana contra la bacteria E. coli. También se sabe que el limón aporta excepcionales propiedades antifúngicas. En particular, llama la atención un estudio en el cual se comprobaron sus beneficios para reducir significativamente el crecimiento de bacterias resistentes a los antibióticos. Otro estudio mostró que el extracto de cáscara de limón combatió un hongo resistente a los medicamentos que causa infecciones de la piel. Una prueba más de los impresionantes beneficios de la naturaleza.

¿Cómo limpiar las tablas de madera con limón?

Sin lugar a dudas este tip se volverá de tus favoritos en el hogar y es que es verdaderamente sencillo y efectivo. Es un proceso de lo más simple, lo único que tendrás que hacer es lavar la tabla y finalizar con frotando con una mezcla de sal gruesa y limón. El limón no solo será el aliado perfecto para mantener la belleza natural de la madera, es el más poderoso agente antibacterial natural ideal para prevenir cualquier contaminación cruzada e intoxicaciones alimentarias comunes. 

1. Lava la tabla con jabón y agua caliente

Siempre deberás lavar previamente las tablas con agua caliente y jabón, este paso es esencial ya que el jabón aporta propiedades antibacteriales básicas. Utiliza un cepillo limpio, talla la tabla con jabón y agua caliente.

2. Después de limpiar con jabón, frota con limón y sal gruesa

Solemos pensar que con el hecho de lavar una tabla estamos eliminando cualquier suciedad, si bien a simple vista puede parecer que sí. La realidad es que la madera es un material poroso y absorbente, que suele acumular suciedad, jugos de carnes y restos de alimentos, que pueden poner en riesgo nuestra salud. Estos líquidos pueden filtrarse más allá de la superficie de la tabla de cortar y dejar una mancha que el jabón por sí solo no puede eliminar, además de ser el escenario perfecto para la propagación de bacterias. Lo mejor que puedes hacer para ambas situaciones es agregar sal gruesa en toda la tabla y frotar con medio limón, notarás como se libera suciedad que ni te imaginabas. Finaliza remojando en abundante agua fría. Los limones son una especie de agente limpiador natural, tienen ácido cítrico, que es muy bueno para las manchas, y D-Limoneno, que es muy bueno para desengrasar. Además, el aceite de limón es una fragancia natural muy poderosa y antibacteriana, que en conjunto con la sal actúa como abrasivo.

3. Seca inmediatamente con un paño limpio

Dejar secar las tablas de madera al aire libre no es la mejor idea, ya que la humedad se conserva y le da tiempo al agua para que pueda filtrarse en la madera y hacer que se expanda, lo cual se deriva en grietas y deformaciones Además es otro factor que aumenta el riesgo de presencia bacteriana y posibles contaminaciones cruzadas. La mejor recomendación después de limpiar las tablas y frotarlas con limón y sal, es secar inmediatamente después con un paño limpio y seco 

Te puede interesar: