Amazon pagará hasta $1,000 dólares en daños a clientes que hayan comprado productos peligrosos en su sitio

Los consumidores podrán comunicarse con Amazon haciendo un reclamo en caso de haber sufrido una lesión personal o daños a la propiedad debido a un producto defectuoso

La empresa examinará las reclamaciones de productos defectuosos utilizando una combinación de personas independientes expertas en fraudes de seguros y su propio sistema de detección de fraudes.
La empresa examinará las reclamaciones de productos defectuosos utilizando una combinación de personas independientes expertas en fraudes de seguros y su propio sistema de detección de fraudes.
Foto: DENIS CHARLET / AFP / Getty Images

Si compraste un producto de un vendedor externo de Amazon y este no salió muy bueno, ahora la empresa de Jeff Bezos hará mucho más sencillo el proceso para que presentes una queja y podría darte hasta $1,000 dólares.

Y es que ayer, martes, Amazon actualizó su política de devoluciones para tratar asuntos que tengan que ver con la compra de artículos defectuosos.

Gracias a esto, a partir del 1 de septiembre, los consumidores podrán comunicarse con Amazon haciendo un reclamo en caso de haber sufrido una lesión personal o daños a la propiedad debido a un producto defectuoso que se haya comprado en la plataforma.

Actualmente, Amazon pide a los clientes que se pongan en contacto con el vendedor en caso de que tengan un problema, pero la empresa se queda fuera del proceso.

Con esta modificación, Amazon podrá abordar un problema que ha estado presente con los productos vendidos por terceros. Y es que muchos de ellos venden falsificaciones o productos que son inseguros, o incluso que ya están vencidos.

Ahora, a partir del próximo mes, los clientes podrán presentar reclamaciones sobre productos directamente a Amazon. La empresa examinará dichas reclamaciones utilizando una combinación de personas independientes expertas en fraudes de seguros y su propio sistema de detección de fraudes.

Si Amazon determina que el reclamo que hace el cliente es válido, entonces se pondrá en contacto con el vendedor. Los consumidores podrán presentar una apelación si creen que su reclamo fue denegado erróneamente.

Los vendedores por su parte podrán defender su producto. Además, Amazon se hará cargo del reclamo del cliente si el vendedor no responde.

Para resolver el problema entre el cliente y el vendedor, Amazon dijo que podría pagar hasta $1,000 dólares, de acuerdo con CNN.

Este cambio se deba probablemente a que, el mes pasado, la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor de EE.UU. demandó a Amazon para obligarlo a retirar docenas de productos defectuosos vendidos por comerciantes en su sitio web.

La demanda busca determinar que Amazon también es un distribuidor de productos de consumo, no solo el propietario de la plataforma a través de la cual se venden los productos. Es decir que tendría responsabilidad sobre las cosas que se venden en su plataforma.

Y es que, en años recientes, una gran cantidad de personas que se han visto perjudicadas por productos de mala calidad ha abierto el debate de que Amazon debe hacerse responsable de las cosas que venden en su sitio.

En estos casos, Amazon se ha defendido diciendo que ellos solo ponen la plataforma para que vendan, pero que no son el vendedor.

–También te puede interesar: 5 grandes inconvenientes de comprar en Costco