Rudy Giuliani vende apariciones en video a $275 tras abandono de Trump para pagar su defensa

En medio de multimillonarias demandas, el exalcalde de Nueva York y exabogado personal del expresidente Trump, ofrece sus servicios para enviar mensajes personales a través de Cameo

El exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, ya está en Cameo.
El exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, ya está en Cameo.
Foto: Captura Cameo / Cortesía

Aunque el expresidente Donald Trump ha recaudado más de $100 millones de dólares se ha rehusado a ayudar con los gastos legales de su exabogado personal, Rudy Giuliani.

El exalcalde de Nueva York enfrenta varias demandas, incluida una por más $1,300 miles de dólares con la empresa Dominion, que produce máquinas de votación y que fue señalada en un “acto de conspiración” de Giuliani, el cual no ha podido demostrar.

Ahora Giuliani se sumó a la comunidad de Cameo, donde celebridades cobran por enviar mensajes personalizados en video.

“Hola, soy Rudy Giuliani, y estoy en Cameo”, dice Giuliani en un video publicado el martes. “Si hay un tema que quieras discutir o una historia que te gustaría escuchar o compartir conmigo o un saludo que pueda llevarle a alguien que traiga felicidad a su día, estaría encantado de hacerlo… Podemos hablar a través de la magia de Cameo”.

Aunque el costo por el mensaje es de $199 dólares, según The Guardian, el primer medio en publicar la historia. Este miércoles había aumentado s $275 dólares.

El perfil Giuliani en esa plataforma ya tiene 199 “fans”, y en él destaca su labor como alcalde de 1994 a 2001.

El 24 de junio, el exabogado del presidente Trump fue suspendido de ejercer como abogado en Nueva York, algo que después también ocurrió en Washington D.C.

Giuliani estuvo en la cima de la política en Washington, D.C. como abogado personal del expresidente Trump, pero ahora está en medio de problemas legales y pidiendo a su exjefe ayuda para sus gastos legales.

La ruptura entre ambos ocurrió a mediados de enero, luego de varios fracasos legales de Giuliani para defender al exmandatario, quien enfrentó dos juicios políticos, perdió las elecciones en urnas –y tribunales–, enfrenta investigaciones por sus finanzas.

La gota que derramó el vaso en la relación entre ambos fue que Giulini no logró demostrar en tribunales sus alegatos de un supuesto “fraude electoral”.

Dos funcionarios cercanos al expresidente dijeron a The Washington Post en mayo pasado que el mandatario dio instrucciones a sus asistentes de no pagar los honorarios legales de Giuliani.

“(Había) exigido que él personalmente apruebe cualquier reembolso por los gastos en los que Giuliani incurrió mientras viajaba… para impugnar los resultados electorales en estados clave”, se publicó.