Monstruosidad: hermano maltrataba a niña que murió a golpes en hogar en Nueva York y la madre lo sabía

La abuela, quien tuvo la custodia hasta junio, dijo que la niña de 7 años le tenía miedo a su madre; la policía y la Oficina del Fiscal de Distrito de El Bronx esperan los resultados de la autopsia para presentar cargos

Murió tras ser trasladada a un hospital.
Murió tras ser trasladada a un hospital.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

El hermano adolescente de la niña Julissia Batties, quien murió tras ser encontrada con lesiones en la cabeza y el cuerpo dentro de un apartamento NYCHA de El Bronx, admitió que la había agredido, dijeron ayer fuentes policiales.

La impactante admisión del adolescente su suma a otros detalles escabrosos que han emanado sobre la violencia que habría sufrido la niña en sus cortos 7 años de vida. La policía había sido llamada a esa casa seis veces en dos años por sospechas de abuso, en lo que sería un nuevo caso de grave negligencia de la Administración de Servicios para Niños (ACS).

El martes la niña comenzó a vomitar y se desmayó, lo que llevó a la madre a llamar al 911. Al llegar al apartamento en Mitchel Houses en Alexander Avenue, las autoridades la descubrieron golpeada. Fue trasladada de urgencia al Hospital Lincoln, pero no pudo ser salvada.

La madre, quien acababa de recuperar la custodia, informó a NYPD que su hija se había caído y golpeado la cabeza contra un escritorio alrededor de las 5 a.m. Pero el adolescente de 17 años admitió más tarde durante el interrogatorio que él había golpeado a su hermana ocho veces en la cara cuando su madre salió esa mañana temprano, dijeron fuentes policiales.

La última vez que la policía había estado en el apartamento antes del martes fue en marzo de 2020. En una de las agresiones previas, la madre le mintió a ACS sobre la razón del ojo morado que tenía la niña, confesó ahora su hijo mayor.

Ahora la madre negó saber que el adolescente atacaba a su hermana, dijeron las fuentes. En el mismo hogar también vive otro hijo suyo, un bebé de 3 años. “Esos niños no deberían haber estado viviendo en esa casa”, criticó el miércoles una fuente policial de alto rango no identificada.

Según New York Post, la niña Julissia fue devuelta a su madre en junio después de haber sido puesta bajo cuidado de su abuela. Los detalles sobre esos cambios de custodia no se conocieron de inmediato.

La abuela, Yolanda Davis, comentó ayer que la niña Julissia le tenía miedo a su madre, mientras la policía y la Oficina del Fiscal de Distrito de El Bronx esperaban los resultados de la autopsia antes de presentar cargos. Hasta anoche no se habían realizado arrestos y la investigación seguía en curso.

En un caso similar, Rysheim Smith fue sentenciado en mayo a un mínimo de 25 años de prisión por el sonado caso de Zymere Perkins, su hijastro de 6 años que fue torturado física y mentalmente, y dejado de alimentar, entre otros castigos, hasta morir en 2016, en un apartamento “de horror” en Harlem (NYC).

Fue uno de los casos de abuso infantil de más alto perfil que la ciudad ha visto en los últimos años y que expuso grave negligencia en la ACS. Incluso la madre del niño, Geraldine Perkins, se declaró culpable de homicidio involuntario y, a cambio de su escalofriante testimonio, logró una pena menor.

Si usted es víctima o sospecha que alguien algún está siendo maltratado, sobre todo si es un menor de edad o anciano: