Por qué NO debes consumir Ivermectina para tratar el COVID

Médicos advierten sobre los efectos de consumir este medicamento antiparasitario que usualmente se utiliza en animales de granja, para supuestamente tratar o evitar la infección por COVID-19

La ivermectina se utiliza para combatir algunos parásitos.
La ivermectina se utiliza para combatir algunos parásitos.
Foto: AFP / Getty Images

La ivermectina es un fármaco que se utiliza contra ciertos parásitos en humanos y en animales de granja. En humanos, sólo debe consumirse cuando un médico extienda una receta médica para combatir algunos parásitos intestinales o externos como piojos. Sin embargo, muchas personas lo están utilizando contra el SARS-CoV-2. ¿Por qué no debes consumir Ivermectina para tratar el COVID?

Médicos de diversos lugares de Estados Unidos y la misma Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de EE.UU. han advertido sobre las consecuencias de utilizar este medicamento por sus supuestas propiedades para evitar la enfermedad o reducir sus síntomas, especialmente cuando una persona lo consume en su presentación veterinaria ante la falta de una receta médica.

La preparación entre dosis veterinaria y humana es diferente en pureza, dosificación, preparaciones. Entonces, aunque es la misma fórmula, está empaquetado y concentrado de manera diferente”, explicó el doctor Iván Meléndez a ValleyCentral.com. “Es una batalla diaria, estamos luchando contra la desinformación y luchando contra el COVID”, le dijo el doctor Federico Vallejo, médico de cuidados intensivos, al mismo medio. De hecho, algunos establecimientos que venden productos veterinarios están solicitan pruebas de que el fármaco será utilizado en animales antes de vender la ivermectina.

“Algunos de los efectos secundarios que pueden asociarse con la ivermectina incluyen sarpullido, náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago, hinchazón del rostro o de las extremidades, eventos adversos neurológicos (mareos, convulsiones, confusión), baja repentina de la presión arterial, sarpullido grave que pueda requerir hospitalización y lesión hepática (hepatitis). Las anormalidades en las pruebas de laboratorio incluyen disminución en el conteo de glóbulos blancos y pruebas hepáticas elevadas”, advierte la FDA.

¿De dónde surgió la idea de que la ivermectina sirve contra el COVID-19?

Un estudio de laboratorio publicado en 2020 encontró que la ivermectina puede inhibir al virus SARS-CoV-2 en algunos experimentos realizados in vitro en cultivos celulares; es decir que este efecto no se ha comprobado en un organismo vivo y complejo como lo es el cuerpo humano.

Los hallazgos del equipo de investigadores australianos forman parte de los muchos esfuerzos preliminares que los científicos realizan en diferentes partes del mundo con el fin de explorar alternativas de compuestos y sustancias ya existentes, capaces de combatir la enfermedad que tiene al mundo en una pandemia desde hace 18 meses.

Sin embargo, no existe aún evidencia ni conclusión científica en cuanto a las dosis o los efectos de la ivermectina para el tratamiento o la prevención de COVID-19, y sí existe evidencia de las secuelas de usar este medicamento sin una indicación médica específica.

Recientemente en Brasil se encontró que una sustancia hallada en el veneno de una serpiente puede inhibir la replicación del virus en las células, pero de igual manera se trata de un péptido probado en laboratorio, no del veneno en sí mismo. “No es el veneno en sí lo que curará el coronavirus”, advirtió el herpetólogo del Instituto Butantan de Sao Paulo, Giuseppe Puorto, respecto a este descubrimiento.


Lee más: