Sustitutos de sal podría prevenir millones de muertes, según un nuevo estudio

De acuerdo con un reciente estudio, utilizar un sustituto a la sal de mesa que incluya potasio agregado y sodio reducido podría reducir las muertes causadas por ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, además de prevenir la hipertensión y enfermedades cardiacas

El potasio es un mineral importante para proteger la salud cardiovascular, ayuda a regular los latidos del corazón y contrarresta los efectos del sodio.
El potasio es un mineral importante para proteger la salud cardiovascular, ayuda a regular los latidos del corazón y contrarresta los efectos del sodio.
Foto: Foto de Artem Beliaikin en Pexels / Pexels

Seguir una dieta con un excesivo consumo de sodio es una de las costumbres más nocivas para la salud. Es una de las principales causas de la hipertensión y enfermedades cardiovasculares. Por desgracia los estadounidenses aman la sal, de hecho se cuenta con datos en los que se estima que un estadounidense promedio ingiere 3.400 miligramos de sodio al día y es por ello que reemplazar la sal de mesa con buenos sustitutos es una medida fundamental en la prevención de enfermedades. De acuerdo con un nuevo estudio publicado en New England Journal of Medicine, utilizar un sustituto a la sal que incluya potasio agregado y sodio reducido podría reducir significativamente la cantidad de muertes causadas por ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

¿En qué consistió el estudio? Lo primero que es importante mencionar, es que trata de uno de los estudios dietéticos jamás realizados sobre el sodio. Los investigadores realizaron un ensayo aleatorio en más de 20.000 hombres y mujeres en 600 aldeas de la China rural. Todos los participantes tenían antecedentes de accidente cerebrovascular, eran mayores a los 60 años de edad o presentaban diagnóstico de presión arterial alta. Todos son considerados factores que aumentan el riesgo de mortalidad temprana por problemas cardiovasculares. Durante un período de cinco años, la mitad de los participantes usaron un sustituto de la sal compuesto por un 75% de cloruro de sodio y un 25% de cloruro de potasio, mientras que la otra mitad continuó usando sal regular que es 100% de cloruro de sodio.

Los resultados fueron contundentes. Al final del estudio, los del grupo de sustitutos de la sal mostraron un 14% menos de riesgo de accidente cerebrovascular, un 13% menos de incidencia de otros eventos cardiovasculares y un 12% menos de riesgo de muerte prematura. Los investigadores señalaron que estas cifras podrían traducirse en la prevención de unas 400.000 muertes prematuras al año solo en China. Si esos riesgos menores fueran similares en todo el mundo, lo que los investigadores creen que sería el caso, eso significa que millones de personas se beneficiarían del simple cambio a un sustituto de la sal.

Si bien la cantidad de sodio es un factor importante, la otra clave para mejorar la salud del corazón es el potasio, que de manera natural la sal común no lo contiene. El potasio es uno de los minerales más importantes en la salud cardiovascular, ya que funciona como un electrolito en el cuerpo. Además se asocia con otros grandes beneficios para la salud.

Para mayor contexto: el potasio regula todo, desde los cambios de líquido dentro y fuera de cada célula del cuerpo, es importante para mantener la densidad mineral ósea. También juega un papel en la hidratación adecuada y protege a los músculos. Para el corazón, el potasio ayuda a regular los latidos del corazón como una forma de hacer circular la sangre en el sistema cardiovascular y en todo el cuerpo.

Es por ello que hoy en día una gran recomendación para disminuir el consumo de sodio es considerar el uso de pequeñas cantidades de sustitutos de sal con potasio agregado y sodio reducido. Además, es importante aumentar la ingesta de potasio a través de alimentos naturales y saludables como son: frutas secas, papas, frijoles y lentejas, verduras de hojas verdes oscuras, aguacates, plátanos, calabaza de invierno, naranjas y mango. Lo mejor de todo es que es una forma poderosa de mejorar la salud en general, y sobre todo evitar el consumo de los temidos alimentos ultraprocesados y comidas rápidas que se destacan por su altísimo contenido en sodio.

Te puede interesar: