Avalancha de migrantes intenta entrar por cruce fronterizo en California tras decisión de jueza federal sobre solicitudes de asilo

Un rumor de que los indocumentados entrarían sin problemas a EE.UU. llevó a que decenas de familias se congregaran por el ingreso al paso peatonal que conecta con San Diego

Migrantes procesados por las autoridades estadounidenses antes de ser regresados a México bajo Título 42.
Migrantes procesados por las autoridades estadounidenses antes de ser regresados a México bajo Título 42.
Foto: PAUL RATJE / AFP / Getty Images

Cientos de inmigrantes confundidos por el alcance de una nueva orden federal que considera ilegal obligar a estos extranjeros a esperar en México para solicitar asilo en Estados Unidos intentaron este viernes ingresar sin éxito por la frontera.

La situación provocó una avalancha humana compuesta por inmigrantes de un campamento al norte de la ciudad mexicana de Tijuana, en Baja California, que pensaban que los agentes fronterizos les iban a permitir cruzar a Estados Unidos en el puerto de entrada de San Ysidro.

El reporte de la cadena Telemundo precisa que decenas de familias, muchas con bebés y niños, se congregaron por el ingreso al paso peatonal que conecta con San Diego con la esperanza de lograr acceso a EE.UU.

“Me dijeron que anoche se aprobó una ley que nos permitía a nosotros los del Chaparral entrar al país”, declaró una hondureña al diario El Sol de Tijuana.

Estados Unidos dejó de aceptar solicitudes de asilo en los cruces internacionales en marzo de 2020, excepto en selectos casos como resultado de la orden conocida como Título 42 relacionada con la pandemia del coronavirus.

A raíz de dicha resolución, miles de personas se encuentran en listas de espera en ciudades mexicanas fronterizas.

Jueza declara inconstitucional política para limitar solicitudes de asilo en la frontera

La jueza federal Cynthia Bashant determinó el jueves que la política para limitar las solicitudes de asilo en la frontera por falta de recursos es inconstitucional.

La práctica de limitar el número de personas que pueden solicitar asilo en los cruces fronterizos, conocida como metering, empezó en 2016 durante la presidencia de Barack Obama. Para esa fecha, una cantidad considerable de haitianos se presentó en el principal cruce a San Diego desde Tijuana, México.

La medida se amplió a toda la frontera en 2018 bajo la presidencia de Donald Trump.

En marzo del 2020, EE.UU. dejó de aceptar las solicitudes de asilo en virtud del Título 42.

En la más reciente decisión judicial, la jueza pidió a las autoridades gubernamentales explicar el impacta de dicha orden.
Bajo el Título 42, los funcionarios fronterizos pueden expulsar inmediatamente a los migrantes. Los menores extranjeros no acompañados están exentos de la misma.

La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) prohíbe la entrada de ciertas personas que potencialmente representan un riesgo para la salud.

Te puede interesar: