Demencia y Alzheimer: cómo incluir la raíz de cúrcuma en tu dieta semanal para prevenirlo

El Alzheimer es una afección neurodegenerativa progresiva que va en aumento, se estima que cerca de 5,7 millones de estadounidenses la padecen. Recientemente, la ciencia ha descubierto los beneficios de la curcumina como tratamiento natural en la prevención gracias a su poder antioxidante

La curcumina ayuda a frenar la inflamación y combatir el estrés oxidativo, dos factores que pueden contribuir a la enfermedad de Alzheimer
La curcumina ayuda a frenar la inflamación y combatir el estrés oxidativo, dos factores que pueden contribuir a la enfermedad de Alzheimer
Foto: Karl Solano / Pexels

En los últimos meses ciertos alimentos de origen natural, se han posicionado como la mejor medicina para prevenir una larga lista de enfermedades crónicas. De manera específica las especias han tomado un papel muy relevante, tal es el caso de la raíz de cúrcuma que se ha relacionado como un maravilloso tratamiento natural para prevenir el Alzheimer y ciertos tipos de demencia. Si bien queda mucho trabajo de investigación por hacer, se cuenta con algunas referencias científicas de valor que han encontrado que la cúrcuma puede influir en una serie de cambios cerebrales que tienen lugar en la progresión de la enfermedad de Alzheimer.

Lo cierto, es que en los últimos meses los casos de Alzheimer y demencia han tenido un incremento preocupante: actualmente cerca de 5,7 millones de personas en Estados Unidos viven con Alzheimer, considerado como la forma más común de demencia. Es una de las enfermedades que más ha atormentado a científicos e investigadores en todo el mundo e inclusive ha sido catalogada como un enigma científico, cada vez son más las personas interesadas en disminuir el riesgo.

De acuerdo con los expertos el principal responsable es la curcumina, el compuesto activo de la raíz de cúrcuma que le confiere su color amarillo vibrante y sus inmensas propiedades antioxidantes. Esta peculiar sustancia se relaciona con sus inmensas bondades medicinales, entre las que se destacan sus beneficios para potenciar la salud cerebral y con ello es un buen aliado natural en la prevención del Alzheimer.

La enfermedad de Alzheimer es una afección neurodegenerativa progresiva caracterizada por una disminución de la memoria y el pensamiento, así como por problemas de comportamiento. Si bien, las causas precisas de la enfermedad de Alzheimer siguen sin estar claras, pero se cree que el beta-amiloide juega un papel clave y lo que sucede es que esta proteína puede agruparse, formando placas que interrumpen la comunicación entre las células nerviosas. Actualmente se estima que casi 50 millones de personas en todo el mundo viven con esta enfermedad y para 2050, se espera que este número aumente a 131,5 millones.

Como primer referencia, se cuenta con un estudio en animales en el que se demostró que la curcumina ayuda a frenar la inflamación y combatir el estrés oxidativo, dos factores que pueden contribuir a la enfermedad de Alzheimer. Estudios adicionales sugieren que la curcumina puede ayudar a frustrar la degradación de las células cerebrales que se produce en la enfermedad de Alzheimer.

También hay evidencia de que la cúrcuma puede inhibir la formación de placas en el cerebro. Las placas se forman cuando los fragmentos del beta-amiloide se agrupan y se acumulan entre las células del cerebro. Como lo mencionamos en un inicio, el beta-amiloide también parece afectar la función cerebral al destruir las sinapsis, las estructuras a través de las cuales las células nerviosas se transmiten señales entre sí. Los científicos han observado que la cúrcuma puede ayudar a eliminar el beta-amiloide del cerebro. En uno de esos estudios, el extracto de cúrcuma redujo significativamente los niveles de beta-amiloide en los cerebros de ratones que habían sido modificados genéticamente para desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

Complementario a ello, existen referencias interesantes sobre la conexión entre la ingesta dietética de curcumina y la salud del cerebro. Según el Centro de Investigación Traslacional Mary S. Eastern Alzheimer de la Universidad de California, la baja incidencia de la enfermedad de Alzheimer en India puede tener que ver con la alta ingesta de cúrcuma en Asia. La cúrcuma contiene un promedio de 5% a 10% de curcumina. Se estima que la ingesta diaria promedio en India es de 125 mg, lo cual es bastante alto.

Por lo tanto, un buen complemento en la prevención y tratamiento es apostar por integrar en la dieta diaria el consumo de cúrcuma o bien a través de la ingesta de suplementos. Si bien no existen remedios milagrosos, hay alimentos que son un tesoro medicinal que sirven como un gran apoyo. Lo mejor de todo es que se trata de una adición segura para la mayoría de los adultos y un delicioso aliado en la cocina. Como referencia, los estudios se basan en el consumo de dosis de curcumina que van desde 500 mg a 2,000 mg.

Te puede interesar: