Disfución eréctil: los beneficios de la dieta mediterránea para un mejor desempeño sexual

Un nuevo estudio encabezado por la Universidad de Atenas en Grecia, comprobó que seguir un patrón de dieta mediterránea es un esquema muy positivo en hombres de mediana edad para un mejor rendimiento eréctil. Las posibles razones se relacionan con un mejor flujo sanguíneo y niveles más altos de testosterona, además de beneficiar la salud cardiovascular

Seguir un estilo de alimentación mediterráneo se enfoca en el consumo de abundantes frutas, verduras, proteínas magras, cereales integrales y aceite de oliva.
Seguir un estilo de alimentación mediterráneo se enfoca en el consumo de abundantes frutas, verduras, proteínas magras, cereales integrales y aceite de oliva.
Foto: Shutterstock

Seamos honestos: todos queremos disfrutar de una vida sexual plena. Lo cierto es que existen muchos factores que pueden afectar el desempeño sexual de las personas, una de las alteraciones más comunes en los hombres es la disfunción eréctil. Es una condición que se caracteriza por la incapacidad de un hombre de conseguir o mantener una erección lo suficientemente firme para tener relaciones sexuales. La disfunción eréctil puede ser síntoma de una afección física o  o psicológica, también puede derivarse de altos niveles de ocasionar estrés, problemas en las relaciones y baja autoestima. La buena noticia es que los alimentos que consumimos podrían tener un impacto significativo en la vida sexual. De acuerdo con un nuevo estudio publicado en la revista Nutrients y encabezado por la Universidad de Atenas, en Grecia: los hombres de mediana edad, que siguen una dieta mediterránea presentan un mejor rendimiento eréctil.

Este valioso trabajo de investigación fue presentado en el Congreso Anual de la Sociedad Europea de Cardiología. El estudio analizó a 250 hombres que experimentaban disfunción eréctil e hipertensión arterial y calificó cada uno de sus hábitos alimenticios en función de qué tan bien se adhirieran a los mismos a un estilo de dieta mediterránea.

Como dato al margen: la dieta mediterránea es mucho más allá que una pauta alimenticia, se trata de un estilo de vida que engloba tradiciones, costumbres, celebraciones, ingredientes locales, métodos de elaboración únicos y la pasión por el disfrute de la vida. Es una dieta equilibrada y colorida, que promueve el consumo de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, proteínas magras, aceite de oliva y lácteos con mesura. Además, se inspira en una alimentación natural, libre de procesados y promueve un consumo muy limitado de carnes rojas. Los investigadores encontraron que aquellos hombres que obtuvieron la puntuación más alta en esta escala informaron un mejor rendimiento eréctil.

De acuerdo con declaraciones del autor del estudio Athanasios Angelis, de la Universidad de Atenas, Grecia: “Los hábitos de estilo de vida que benefician nuestra salud, y especialmente aquellos que benefician a nuestro sistema cardiovascular, pueden proteger o incluso mejorar el rendimiento eréctil”.

De hecho el estudio se relacionó con otros hallazgos positivos, los participantes del estudio cuyos hábitos alimentarios coincidían con el esquema propuesto por la dieta mediterránea también presentaron otros beneficios. Entre los más destacados se encontró un mejor flujo sanguíneo y niveles más altos de testosterona. Los puntajes más altos de la dieta mediterránea también se asociaron con una mayor capacidad en el rendimiento físico.

Los investigadores sospechan que el impacto positivo de la dieta en el rendimiento eréctil podría tener algo que ver con la capacidad de la dieta para mejorar el funcionamiento de los vasos sanguíneos y ayudar a mantener los niveles de testosterona a medida que los hombres envejecen.

Como parte de las recomendaciones y conclusiones más relevantes del estudio, los expertos aconsejan conocer más a detalle la amplia gama de alimentos en los que se inspira la dieta mediterránea: son deliciosos, nutritivos e increíblemente versátiles. Apuesta por consumir abundantes frutas y verduras de temporada, cereales integrales como pasta, arroz, quinoa, avena y pan elaborado con granos enteros, legumbres como frijoles, garbanzos y lentejas. Las grasas saludables son un básico, sobre todo el aceite de oliva y las aceitunas, también la encontrarás en el aguacate y los pescados grasos. Bebe mucha agua, disfruta ocasionalmente de una copa de vino, realiza actividad física cotidiana, duerme bien y disfruta de la familia. Lo mejor de todo es que seguir un patrón alimenticio mediterráneo es fácil, accesible y una de las mejores desiciones que puedes tomar por tu salud. 

Te puede interesar: